Etimología de FIDUCIA

FIDUCIA

La palabra fiducia, tiene la misma raíz latina que fideicomiso, es decir, fides = fe o confianza. La fiducia es ampliamente conocida hoy en el mundo, tanto en el ámbito de las instituciones financieras como entre particulares, lo mismo que en el manejo de recursos del Estado. En términos generales la fiducia puede definirse como la administración de bienes de terceros. Ahora bien, partiendo de la premisa que el fundamento de la fiducia es la confianza recíproca entre el fiduciante y el fiduciario, a través de esta figura se logran hacer muchas operaciones que a su vez son funciones de las sociedades fiduciarias: Obrar como síndicos o curadores de bienes de viudas, ancianos, huérfanos o personas con limitaciones mentales (ej. herencias, legados, regalías, etc.); obrar como agentes de transferencia y registro de valores; ser depositarios de sumas consignadas en juzgados; administrar nóminas; administrar patrimonios autónomos constituidos con fines de beneficencia, administrar fondos de pensiones y cesantías, etc.

Hay muchos tipos de fiducias, pero sólo voy a enunciar unos pocos a manera de ejemplos.

  • Fiducia mercantil es la que persigue lucro, independientemente de quienes sean el fideicomitente y el fideicomisario.
  • Fiducia inmobiliaria, cuando los bienes fideicomitidos son bienes raíces.
  • Fiducia de inversión, cuando lo que se administra es dinero con ese fin.
  • Fiducia pública, cuando se espera por esta vía, cumplir una finalidad de interés público.

El funcionamiento de una democracia bien concebida, es perfectamente equiparable con un negocio de fiducia pública, veamos:

El pueblo, en calidad de mandante, mediante el voto popular convierte a un candidato en mandatario, para que administre la cosa pública y su gestión se revierta en beneficios sociales (salud, vivienda, educación, obras de infraestructura) para la misma población que lo ha elegido.

- Gracias: Héctor Julio Mora Cuartas


Hay que aclarar que la palabra fiducia no es que nosotros la hayamos derivado de fides, sino que viene directamente del latín fiducia, derivado de fides con un doble sufijo, que además de significar en latín confianza en general ya designaba lo que en Derecho llamamos fiducia, tipo jurídico perfectamente creado y regulado por el Derecho romano, de donde también se derivó el adjetivo fiduciarius (todo lo sometido a fiducia, o también heredero fiduciario), que nos da fiduciario y el verbo fiduciare (someter unos bienes a fiducia o también hipotecar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.