Etimología de VERME

VERME

Verme es cualquier gusano, pero especialmente se refiere a una lombriz intestinal; no debe confundirse con 'verme', una modalidad del verbo 'ver', como por ejemplo, "vino a verme, pero se fue".

Así que verme, como gusano, procede de la palabra latina vermis, 'gusano', que probablemente tenga su origen en la raíz indoeuropea *wer-3, con el significado de 'volver, torcer, doblar', debido a la característica de los gusanos de retorcerse o contorsionarse.

De la raíz *wer-3, se originaron algunas palabras latinas, por ejemplo: vergere, 'inclinarse a, estar inclinado', de donde converger, convergencia y divergencia; el verbo vertere (girar, hacer girar), que nos dio: advertir. vértigo, vértice, vértebra, vertebral, atravesar, etc.

De la voz latina vermis, se derivan varias palabras de uso actual: verminoso, de verminosus, adjetivo que se refiere a algo que contiene gusanos, así como las enfermedades parasitarias causadas por lombrices; vermiforme, que tiene la forma o apariencia de gusano; vermicida, producto que mata gusanos; vermífugo, que aniquilia y hace expulsar lombrices intestinales; Vermicularia, de vermiculus, diminutivo de vermis, género de hongos imperfectos con picnosporas vermiformes; vermiculita, cierto mineral; apéndice vermiforme (appendix vermiformis), un tubo largo y angosto, con una longitud de entre 2,5 y 20,3 centímetros, en forma de gusano, conectado al ciego, localizado en el cuadrante abdominal inferior derecho, y que forma la primera porción del intestino grueso; vermis cerebelli, estructura que conecta los hemisferios cerebelosos, etc.

Vermis, es una palabra del latín antiguo, que ya se encuentra desde el siglo II a.C. en la obra del escritor romano Catón (234- 149 a.C.). Asimismo se menciona en De Rerum Natura (De la Naturaleza de las Cosas), del poeta y filósofo romano Tito Lucrecio Caro (99-55 a.C.), en donde afirma: "Unde cadavera rancenti iam viscere vermis expirant?". En la Historia Natural del escritor latino Plinio el Viejo (23-79 d.C.), puede leerse: "Sucus auribus verminosis instillatur". Entre 1320 y 1322 d.C., Don Juan Manuel (1282-1348), escritor español, en su Crónica Abreviada de España, escribe: "Al cabo de XII días vino Albimor, aquel su discípulo, el fallo todo el cuerpo comido de vermes". En el siglo XIV, el escritor y traductor español, Juan Fernández de Heredia (1310?-1396), en una traducción de la Historia contra Paganos, del historiador hispano Paulo Orosio (383?-420? d.C), se puede leer "Diuersos aloiamientos... et dissoluio a la muert et las ensuzio de pudridumbre et de uermes". Finalmente, el pediatra español Jerónimo Soriano, quien nació aproximadamente en 1540, en su 'Libro de experimentos médicos, fáciles y verdaderos', publicado en 1598, escribió: "Haz de todo emplastro siquiera unguento, del qual pondras sobre las ulceras verminosas".

Resulta interesante mencionar que, por lo que puede leerse en las citas anteriores, es seguro que se referían a los "gusanos" que invaden heridas o que devoran cadáveres, por lo tanto, se trataba de larvas de insectos, en especial de varias familias de moscas (véase díptero en este diccionario). Pero bajo el punto de vista de la zoología moderna, ahora se consideran como gusanos verdaderos, principalmente a los invertebrados platelmintos (gusanos planos, como las tenias y duelas), nematelmintos o nemátodos (g. redondos, como los áscaris y oxiuros), y los anélidos (g. anillados, por ejemplo, lombrices de tierra y sanguijuelas); mientras que los estados juveniles de los insectos holometábolos, como mariposas, moscas, avispas, escarabajos, pulgas, gorgojos, abejorros, y muchos otros, biológicamente se los considera como larvas insectiles. Pero en el lenguaje cotidiano, la gente sigue llamándolos "gusanos"... y etimológicamente se justifica, porque se retuercen igual que aquellos.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.