Etimología de OSATURA

OSATURA

La palabra osatura, sonoro cultismo de aire clásico, no es recogida por el DRAE pese a su presencia en nuestra lengua y en la literatura:

Entre las rayas del bambú descifro,

sus rayas y presiento la osatura

bajo la piel espléndida que vibra.

Jorge Luis Borges. El Otro Tigre.

Es un evidente sinónimo de osamenta que ocasionalmente se emplea también en arquitectura como un neologismo técnico poco frecuente, para referirse a la estructura interna de sostén de un edificio, o en geología para aludir a la estructura rocosa de un terreno.

La primera ocurrencia de esta voz registrada por el CORDE pertenece a la obra "Correo del otro mundo" datada en 1725, del salmantino Diego de Torres y Villarroel. El mismo autor emplea después dos veces el vocablo en "Visiones y visitas de Torres con Don Francisco de Quevedo por la Corte", entre 1727 y 1728, y tres veces más en "Anatomía de todo lo visible e invisible", entre 1738 y 1752. Esta recurrencia repetida al vocablo, aunada al hecho de ser sus primeras apariciones escritas constatadas, nos hace pensar que fue el erudito polígrafo Torres y Villarroel, catedrático de la universidad de Salamanca, el que introduce el vocablo, siendo además de Salamanca, tierra fronteriza con Portugal donde siempre se han detectado lusismos en el habla. Porque la palabra, en efecto, parece que podría venir del portugués ossatura, que es sinónimo culto de osamenta; si no es que es un italianismo, voces de tan frecuente entrada por la literatura, pues ossatura en italiano designa cultamente al esqueleto, a la columna vertebral, y también metafóricamente a la estructura de una máquina, aparejo, edificio u obra de ingeniería. Y por un italianismo casi nos hace decantarnos como primer origen quizá incluso de la forma portuguesa, y por la presencia del vocablo en francés ossature, que aparece en 1801 también para referirse al conjunto articulado de la osamenta y en 1803 como vocablo específico de la arquitectura. Nos consta además que osatura existe en rumano tanto para referirse a un hueso, como al conjunto de cuadernas de un barco que forman como las costillas del casco. Y de la misma manera existe ossatura en catalán, en que igual puede designar a la osamenta que a las estructuras metálicas de sostén de un montaje cualquiera.

Parece pues un cultismo bastante generalizado. Pero, volviendo a sus avatares en la literatura castellana, aparte de otras ocurrencias intermedias, es notable su aparición en la poesía de Gerardo Diego, en Alondra de Verdad de 1941 ("La luz se cierne en mineralogías tan de ardiente osatura y primer plano,…"). El poeta es eximio representante de la Generación del 27, tan amante de la recuperación del arcaísmo sonoro y de la glosa exótica, movimiento tan influyente en la poesía posterior e incluso en la prosa narrativa castellana del s. XX, por lo que no es extraño ver el vocablo recuperado en la obra de Jorge Luis Borges, en que también se detecta su empleo repetido en su fabulosa colección de cuentos El Aleph, posterior a 1949.

Y una vez hecho este repaso hay que decir que ossatura/osatura es vocablo muy latino, formado por un sufijo -tura/-ura que expresa una actividad o situación resultante de una acción verbal, o en ocasiones un conjunto estructural complejo de algo. La forma ossatura no existe en latín clásico, o no tenemos constancia, pero podría haber existido en latín medieval aunque no lo he hallado atestiguado, a partir de un vocablo tardío sí constatado que es ossatum (dotado de huesos, también osamenta). Aunque es posible que fuera también una refección cultista italiana, pues no es muy frecuente en el más puro latín el uso de un sufijo derivativo de verbos -tura para derivar a partir de sustantivos, en cambio en las lenguas romances sí se da. En definitiva es un derivado del latín os, ossis (hueso), palabra de la que proceden los vocablos hueso, óseo, osamenta y osario, y que se vincula a una raíz indoeuropea *osth- (hueso).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.