Etimología de LABERINTO

LABERINTO

La palabra laberinto proviene del griego "labýrinthos" y todos tenemos uno en cada uno de nuestros oídos, son los únicos laberintos naturales (y los hay en la mayoría de las especies zoológicas). Los demás laberintos, de acuerdo con el DRAE, son artificiales. Hay varias especulaciones sobre el significado original de esta palabra, pues por influjo latino es fácil suponer que sus componentes son labyr=alguna variación de labor, laboris (dando la idea de artificial), e intus=interno; es decir que se trataría de un trabajo hecho en el interior de algo (posiblemente alguna caverna, como la del Minotauro - sólo que el minotauro es helénico, no latino). Otros suponen que podría derivarse de lábyros = cavidad y la desinencia intos = dando a entender que es algo hacia adentro de donde no se puede salir.

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez


Otra teoría (la cual me inclino más) es que laberinto es de origen egipcio (a travésdel griego) "Lapi Ro Hunt " ("Templo al Lado del Mar"), un templo al sur de El Cairo en Egipto. Este templo estaba lleno de pasadizos que servían para confundir a los invasores. - Ver: Perdiz.

En realidad la palabra griega labyrinthos es de etimología poco segura, aunque la mayoría están de acuerdo en que se trata de un préstamo lidio o cario, es decir, minorasiático. Desde luego la etimología latina es un despropósito, y el préstamo del egipcio muy inseguro, pues se trata del nombre supuesto de un templo no "al lado del mar", sino "templo a la orilla del lago" y se refiere a la construcción de Birkat Qarun junto al lago Moeris, pero el problema es que es dudoso que ese templo realmente se llamara así. La palabra laberinto aparece ya en griego micénico con la forma da-bu-rin-tho-yo (vieja alternancia indoeuropea d/l), lo que dificulta cualquier préstamo egipcio, y aparece así en genitivo en la expresión daburinthoyo potnia (po-ti-ni-ya), es decir "la señora del laberinto", referido a la diosa madre de carácter lunar que recibía culto en Creta y seguramente al laberinto del palacio de Cnossos, diosa y laberinto heredados por los micénicos y construido éste por la civilización minoica aproximadamente entre 2000 y 1.700 a.C. Pero la señora del laberinto es también la señora de la labrys (con formas arcaicas, dabrys), el símbolo religioso más importante, no sólo en Creta sino en una incontable cantidad de santuarios de Asia Menor. Labrys es una palabra de origen cario, quizá lidio (posiblemente existente en ambas lenguas, Plutarco atestigua su procedencia lidia). La labrys es un hacha sacrificial de doble hoja con un mango que casi con seguridad simbolizó el ciclo de la vida y de la muerte, y las fases de la luna (cada hoja el creciente o el menguante, y el círculo en que se puede inscribir la doble hoja, la luna llena. Siempre aparece asociado a diosas madres de carácter lunar, aunque tardíamente se asocia en Asia Menor a Zeus como símbolo de poder, y por eso algunos han especulado con una asociación tardía al rayo. La labrys es muy sagrada, se guarda en los templos, es de uso exclusivo en los sacrificios y es quizá el símbolo más repetido en Creta, y también parece simbolizar al santuario o al palacio, presididos por el poder de la diosa. Para muchos, la palabra labyrinthus es un derivado de la palabra labrys, y algunos han especulado con la posibilidad de que laberinto significara "la casa de la labrys". Además los laberintos cretenses, representados como símbolo en roca y en monedas, son circulares, con un pasillo de entrada en el eje central que recuerda al mango de una labrys, y el propio laberinto al círculo en que se inscribe la doble hoja del hacha. En cualquier caso el origen habría que buscarlo en Asia Menor, lo cual es muy ajustado al hecho de que las primeras poblaciones de Creta en el tardoneolítico son oleadas migratorias procedentes de Asia Menor, y sus vínculos culturales y tecnológicos con estas tierras en sus primeras etapas culturales son un hecho arqueológicamente bien probado.

Símbolo de laberinto

- Gracias: Helena


La aplicación del término laberinto en el campo anatómico se remonta a principios del siglo XVII, como podemos ver en una cita en inglés, donde aparece como laberinth, para describir una estructura o formación complicada: "Un intrincado laberinto de pequeñas venas y arterias" (1615. Crooke. Body of Man, 'El Cuerpo Humano). Y para referirse a la anatomía del oído interno, se utiliza también en inglés pero ya escrito como labyrinth: ... "En anatomía, la tercera cavidad en la porción más interna del oído, parecida a la concha de un caracol" (1696. Phillips. Labyrinth, 'laberinto'). Se documenta también en francés (labyrinthe), desde el primer cuarto del siglo XV, con un significado no anatómico, y hasta el año 1690 ya con un sentido anatómico, coincidiendo en el tiempo más o menos con la cita de Phillips recién mencionada.

También en taxonomía animal, el biólogo británico Richard Owen (1804-1892), propuso el término latinizado Labyrinthodontia (laberintodontes, del latín, odous, odontos, 'diente'), para nombrar a ciertos anfibios extintos del Paleozoico y el Mesozoico, semejantes a las salamandras de ahora, por tener en sus dientes una serie de marcas o impresiones de forma muy intrincada.

Fuentes:

  • Merriam-Webster's Collegiate Dictionary. 2003. Eleventh Edition. p. 695.
  • Oxford English Dictionary. 1984. USA.


- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.