Etimología de LACA

LACA

La palabra laca es el nombre que se ha dado a la secreción de un insecto homóptero Laccifera lacca Kerry sobre la sapindácea Schleichera oleosa (Lour.) Merrill o sobre la leguminosa Butea monosperma (Lam.) Taubert., esta era la laca original, la que se usaba en la India para barnizar y tenía un uso médico. También, por extensión, se ha llamado laca a la resina tóxica de la anacardiácea Toxicodendron [antes Rhus] vernicifluum (Stokes) F.A. Barkley, árbol conocido con el nombre de "maque" o "zumaque del Japón".

Esta palabra, pese a lo que dice la Academia en el DRAE, no viene directamente del árabe andalusí al español, más bien tiene como intermedio el latín lacca y este es el que deriva por transmisión libresca del árabe لكّ lakk que, a través del persa لاك lāk,y el prácrito lakkha "laca", remite a un sánscrito लाक्षा lākṣā "laca (secreción) / insecto que la produce / árbol donde se produce", con variante लक्ष lakṣa y también राक्षा rākṣā "laca" palabra emparentada con el adjetivo रक्ता raktā "color rojo sangre", aunque लाक्षा lākṣā suele ponerse en relación con el término लक्ष lakṣa con el sentido de "cienmil" por la gran concentración de cochinillas de la laca sobre las ramas del huésped.

Si laca hubiera venido del árabe directamente no tenía entonces el español por qué haber añadido la vocal final -a, antes que eso un final consonántico habría producido la terminación -e, como ha ocurrido con el cognado lacre, que viene del mismo origen pero por vía popular y al español le llega desde el portugués. En el siglo XVI para denominar esta sustancia se decía en portugués tanto laca como lacra, lacre y lácar, así lo recoge Corominas, y según García da Orta la forma más popular era lacre y la usada en las boticas laca. Esto demuestra claramente cómo laca es un cultismo latino y lacre un derivado directo del árabe andalusí, que le ha añadido un final -e y ha disimilado las dos -kk- en -kr- [lakk → *lakkelakre].

La introducción en el latín se dio en el siglo XII -los más antiguos testimonios de su uso en romance, según Corominas, son de un siglo después, el XIII, en castellano, catalán y occitano-, y se incorporó en la traducción del libro de medicina de Avicena (Ibn Sīnā, que vivió entre los ss. X y XI) llamado القانون في الطب al-Qānūn fī ṭ-ṭibb "El cánon de la medicina". En él hablaba Avicena de la laca en estos términos:

لك . الماهية: قال بعضهم وهو بولس هو صمغ حشيشة شبيهة بالمر طيب الرائحة ويجب ان يستعمل بحذر وغلطه الآخرون وقالوا هو الكهرباء وقال بعضهم ان هذا هو اللك لكن اللك في كثير من الخصال في قوة الكهرباء

"Laca (lakk). Naturaleza: Hay quien dice, como Paulo [de Egina] que es la goma de un árbol parecido al de la mirra, aromática, que debe utilizarse con precaución. Yerran otros que dicen que es el cárabe [succino o ámbar amarillo]. Y hay quien dice que no es que sea la laca pero que la laca en muchas de sus propiedades tiene la virtud del cárabe".

La traducción latina que hizo Gerardo de Cremona en Toledo en el siglo XII, el Liber Canonis Avicennae, dice en este pasaje:

Canonis Avicennae,

De lacca. Capítulo 434.

"Lacca quid est. Dixerunt quidam de quibus est Paulus est gumma herbe similis myrrhe boni odoris; et oportet quidem ut administretur cum cautela. Alii vero erraverunt et dixerunt hoc est karabe. Et dixerunt quidam quod non est lacca verum lacca in plerisque proprietatibus est in virtute karabe..."

Este sí que es el origen de la palabra laca. El latín necesitaba meter el lakk árabe en alguna declinación para latinizarlo y los traductores eligieron la primera declinación, lacca, -ae, porque probablemente si lo hubieran metido en la segunda, *laccus, -i, se habría confundido pronto e innecesariamente con lacus "lago". De aquí fue de donde pasó a todas las demás lenguas que en Europa usaban el latín como lengua de la ciencia y la cultura durante la baja Edad Media y por eso se dice de manera muy parecida, aunque cada lengua le haya ido dando su pátina y fueron alejándose formalmente del lacca latino. En alemán se dice Lack, en italiano lacca, tal cual en latín, en francés laque, el inglés tiene lac, tomado del latín y lacquer, tomado del portugués popular que mencionaba García da Orta, aunque en portugués moderno triunfó el latinismo laca y lacre, como en español, denomina ahora la pasta artificial roja para lacrar envíos por correo.

Luego la palabra laca en español se ha ido alejando de su origen y ha pasado a denominar productos de cosmética, como la "laca de uñas", que todavía anda cerca del significado de "barniz" o la "laca del pelo", que ya no es más que un fijador que se pulveriza sobre el peinado.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.