Etimología de LABRAR

LABRAR

El verbo labrar que se aplica tanto a trabajar la tierra como a trabajar una materia hasta darle la forma pretendida (la madera, la piedra, los metales, etc.), procede del latín laborare, verbo que en origen significa sufrir esfuerzos y pasar penalidades, y que pasa a designar la idea de trabajar u ocuparse activamente de algo en dedicaciones que requieren un esfuerzo físico. Esto es así porque se deriva de labor, laboris, que aunque acaba designando al trabajo físico, propiamente y en origen significa penalidad y esfuerzo que uno se toma para lograr algo, y en realidad en origen designaba al esfuerzo que uno hace para mantenerse en pie y no caer en una situación dificultosa o resbaladiza.

En efecto labor se deriva de un verbo latino labi (deslizarse, resbalar, caer), cuyo supino es lapsum, de donde proceden palabras como lapso, colapso, prolapso, lábil y lava, y que se asocia con una raíz indoeuropea *leb-1, con la idea de colgar sobre algo o estar a punto de caer sobre algo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.