Etimología de DUENDE

DUENDE

Los duendes son espíritus o fantasmas que habitan en una casa. La palabra duende es una contracción del castellano antiguo "duen de casa" ("dueño de una casa"). Según Corominas1, la primera documentación de la palabra duende es de 1221, Fuero de Villavicencio (León) en Escalona, Hist. de Sahagún, Añade que antiguamente se miraba siempre al duende como un personaje vinculado a una casa, que hacía en ella cuanto quería, como un dueño, y se le hacía equivalente de los Lares y Penates de la mitología romana.

Fuente:

  1. Diccionario Crítico Etimológico (DVD) - Joan Corominas y José Antonio Pascual - Versión Electrónica - 2012.

El origen remoto de la palabra "duende" es la raíz indogermánica demd que designaba lo relacionado con la casa u hogar. De ahí domicilio e incluso Don en castellano. Y, como sabemos, el duende es ese genio que inspira al cante flamenco.

Es interesante constatar que en la lengua sueca existe la palabra tomte, que designa exactamente lo mismo que ese duende en español. El tomte sueco es una figura de carácter mágico que protege el hogar. Pero también se aplica a una manera especial de comportamiento. "Eres un duende", decimos a un niño que anda enredando con ideas y actividades fuera de lo corriente. También los suecos dicen a los niños: "Du är en tomte" (Eres un duende).

- Gracias: fronimos

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.