Etimología de DILDO

DILDO

La palabra dildo es de origen anglosajón y es el nombre de un objeto semejante a un pene erecto, utilizado como estimulador sexual. En español su nombre es consolador.

Sobre el origen de este término, varios diccionarios de la lengua inglesa dicen que es incierto. Lo único que afirman es que el vocablo se usó primero hacia finales del siglo XVI. Sin embargo, existen algunas hipótesis al respecto:

Probablemente una de las versiones más difundidas es que quizás sea una corrupción de la palabra italiana diletto, que significa 'deleite', 'entretenimiento', acaso en su sentido de 'placer femenino'; a su vez derivado del nombre de acción del latín tardío, dīlectĭo (amor), de dīlĭgo (amar de una manera especial, estimar).

Otros proponen una explicación diferente y dicen que a lo mejor procede de la voz inglesa del siglo XIV dally (entretenerse, coquetear, flirtear) y su participio pasado dallied, derivado de dalien en inglés medieval, a su vez del anglofrancés dalier (chismear, hablar de cosas sin importancia).

Lo que sí parece seguro es que en 1593 se publicó un poema cargado de erotismo y picardía del escritor inglés Thomas Nashe (1567-1601), llamado The Chossing of Valentines; Nashe's Dildo, en la que se describe la visita en un día de San Valentín de un joven llamado Tomalín a un burdel, donde trabajaba una amiga de nombre Frankie. El joven se muere de pena porque al ver la falda de la muchacha levantada, pierde la erección. Ella persevera en excitarlo, pero después él llega al orgasmo antes de tiempo. Entonces ella decide tomar el asunto con sus propias manos... por eso el poema se llama Nashe's Dildo (El dildo de Nashe). Este viejo poema describe lo que podría ser un caso de eyaculación precoz provocado por una crisis de profunda ansiedad, a la luz de lo que ahora sabemos sobre el tema.

Bajo la perspectiva histórica, existen constancias arqueológicas que nos muestran el uso de penes erectos de piedra con una antigüedad de al menos 28.000 años, posiblemente elaborados como un amuleto sexual. También se elaboraban de pez, madero y cuero.

Los egipcios, griegos, romanos y otras culturas también nos legaron, a través de varios testimonios arqueológico, la prueba de que ya estos pueblos utilizaban los dildos (consoladores) para satisfacción de deseos sexuales de penetración de mujeres y casi de seguro, varones homosexuales.

Desde fines del siglo XV los diccionarios castellanos han incluido la palabra 'consolador', pero con el significado de alguien o algo que brinda consuelo o alivia las penas; pero con el sentido sexual aquí referido, se consigna en el DRAE hasta finales del siglo XX. Mientras que el anglicismo dildo, aún no lo recoge el DLE, pero el vocablo se utiliza mucho en los países de habla hispana. Probablemente en unos años más ya lo veamos en nuestros diccionarios de la lengua española.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.