Etimología de RENACIMIENTO

RENACIMIENTO

La palabra renacimiento se compone del prefijo latino re- (reiteración, de nuevo,vuelta atrás) y la raíz del verbo latino nasci (nacer). Este verbo, que en origen era gnasci, se forma con la raíz indoeuropea *gen- (engendrar, nacer, hacer nacer) en grado cero. Se trata pues de la acción de un renacer y cuando escribimos la palabra con mayúscula, Renacimiento, nos referimos a un importantísimo movimiento cultural producido en Europa Occidental en los siglos XV y XVI (sobre todo la primera mitad del XVI) y que realmente va de la mano de las ideas del Humanismo que se recupera en Italia desde fines del s. XIV, siendo uno de sus focos primarios la ciudad de Florencia. Este movimiento abre la etapa de lo que conocemos como Edad Moderna en historia y supone la liquidación de la Edad Media europea.

Sin embargo hay que decir que el concepto "renacimiento" se maneja dentro de muy distintas culturas para referirse a etapas de recuperación de un esplendor generalmente basadas en un recobrar buena parte de sus esencias que dieron lugar a brillantes frutos en épocas clásicas anteriores.

En el caso de la cultura europea hubo más de un renacimiento previo a la etapa del Renacimiento con mayúsculas, y esto es algo que a veces se olvida. Los historiadores hablan muchas veces de la existencia de un importante renacimiento en el s. XII que se prolonga al XIII. Se producen entonces nuevos inventos y un gran desarrollo de la tecnología agraria, nuevas técnicas de navegación, revitalización y nacimiento de muchas ciudades y desarrollo de una clase burguesa y comercial, nacimiento de la banca, de las universidades y un intenso contacto cultural con el mundo islámico, gracias al cual se recuperan importantes obras de la antigüedad grecorromana que estos habían conservado, además de los propios aportes y desarrollos del mundo islámicos. Este contacto se da principalmente a través de España (en especial en época de Alfonso X), del sur de Italia, a través del tolerante y culto reino normando de Sicilia y sur de Italia, y por las Cruzadas en que nutridos grupos de occidentales que acuden a la conquista de las tierras de Jerusalén y su entorno van a relacionarse no sólo con refinados reinos islámicos de la zona, sino también mucho más con la brillante cultura bizantina de Constantinopla. Toda esta cultura produjo entre otras cosas el florecimiento del escolasticismo en la Baja Edad Media. Asimismo se da el nacimiento del arte gótico que supone los más altos niveles técnicos de la arquitectura medieval. Y desde luego produjo un esplendoroso florecimiento económico de las ciudades o pequeñas repúblicas italianas, que luego serían principales protagonistas del Renacimiento con mayúsculas, si bien la profunda crisis del s. XIV europeo, con la peste negra, sus secuelas sociales y bélicas, etc., dio al traste en buena parte a esta etapa expansiva en lo económico y floreciente en lo cultural.

La llegada posterior del Renacimiento del XV y XVI supuso una nueva manera de ver el mundo, frente a la tónica medieval, preferentemente dogmática y teocéntrica, con la recuperación directa de los modelos clásicos literarios, estéticos y filosóficos del mundo clásico, que también supuso un despegue de la ciencia, expandida a través de la imprenta y una apertura mucho mayor al mundo (época de los descubrimientos geográficos para los europeos). En cierto modo fue la fusión de estos ideales clásicos con el entorno cristiano de Occidente.

Nacimiento De Venus

Hay algunas obras de arte que en este sentido pueden considerarse emblemáticas. Una es el conocido cuadro de Sandro Botticelli que podemos ver en Florencia, "El nacimiento de Venus", que reproduce una escena habitual de la pintura romana. Pero frente a esta, en lugar de situarnos a la Venus tumbada en la concha que la transportó desde las aguas del mar, esta Venus aparece en pie, en un difícil equilibrio, representada según los cánones y prototipos del desnudo femenino venéreo de los griegos, y al mismo tiempo dotada de un rostro virginal de madonna idealizado que Botticelli había empleado profusamente en sus pinturas previas de vírgenes cristianas.

David de Miguel Ángel

Otro es el conocido David de Miguel Ángel, directamente inspirado en el entonces recién descubierto Apolo de Belvedere, en que el niño del relato bíblico que mató al gigante Goliat, siguiendo con su mirada perdida la trayectoria de la piedra lanzada como el Apolo mira la trayectoria de su flecha recién disparada, se ha transformado en un apolíneo joven en desnudo integral, "vestido con su desnudo", heroizado y divinizado precisamente por él, desnudo perfecto que en el mundo clásico grecorromano es el uniforme de los dioses y los héroes, que a la categoría divina se elevan, tanto más divinos, cuanto precisamente más humanos. El desnudo, desprovisto de todo valor erótico, empleado como un grito de libertad (el David responde a un encargo: la Signoria de Florencia encargó a Miguel Ángel una escultura que representara a Florencia políticamente libre y librada también tanto de los viejos aristócratas como del oscurantismo de Savonarola) , prohibido o demonizado en la estética medieval, es uno de los rasgos más característicos del arte occidental, directamente recuperado del mundo clásico en el Renacimiento, y generalmente obviado o soslayado en muchas otras culturas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.