Etimología de HIMALAYA

HIMALAYA

La palabra Himalaya viene del sánscrito (un remoto lenguaje indo iraní, cuyos más viejos documentos escritos son una colección de himnos y poemas, llamada Vedas, con una antigüedad que nos remonta a entre el año 1500 y 1200 a.C.) हिमालय = himalayah, con el significado de "morada o donde vive la nieve"; término formado por las voces, hima (nieve), más âlaya (morada, residencia). Los grandes y gloriosos poemas épicos de La India, Rámáyana (Historia de Ráma) y Mahábhárata (La Gran Leyenda de Bháratas), escritos entre las siglos V y IV a.C., ya mencionan los términos Himavân e Himavat, con el significado de 'nevado, glacial, invernal'. Los griegos usaron el término imaüs, probablemente una derivación del sánscrito Himavat (nevado).

El escritor romano Plinio el Viejo, del siglo I d.C. menciona el nombre de los Montes Emodi o "montañas doradas", que acaso provine de hêmâdri, hêma, que en sánscrito significa 'dorado, oro' y ad ri, 'montaña'; quizás debido a que se tenía la creencia entre los pueblos de India, que allí debería haber minas ricas en oro, o tal vez en alusión a los colores como el fuego o dorados que observaban durante las puestas del sol, cuyos rayos se reflejaban en las nieves del Himalaya que lo cubren permanentemente en sus cimas. De cualquier modo, es seguro que el vocablo Emodi utilizado por Plinio, debe de haber pasado al latín de las obras griegas precedentes, que a su vez adoptaron el término de alguna lengua o dialecto de las tierras conquistadas por Alejandro Magno.

Al menos desde los tiempos del emperador y conquistador griego de Macedonia, Alejandro Magno (356-323 a.C.), los pueblos helénicos sabían ya que el interior de Asia era atravesado por una gran cadena montañosa que se extendía del este al oeste, más o menos en el mismo paralelo (latitud) de la isla griega de Rodas, cuya prolongación era descrita de manera no bien definida. Ello, debido a que este emperador del siglo IV a.C. llegó a conquistar buena parte del occidente de India, relativamente cercano al Himalaya.

No satisfecho con la conquista del Imperio Persa (330 a.C.), Alejandro Magno se dirige durante los siguientes tres años más hacia el este y el noreste, tan lejos como el territorio que ahora ocupa Pakistán, y entra a la India en el verano del 327 a.C. (tres años antes de su muerte), y un año después (326 a.C.) llegó a las planicies del noroeste de ese país, aún más cerca del Himalaya, pero al querer avanzar más al este, sus cansadas tropas se rebelaron y no quisieron seguir más adelante. De cualquier manera, la obra de este personaje griego cambió la idea que se tenía sobre la geografía del interior de Asia. El interés del conquistador de Macedonia, la campaña de Seleuco I Nicátor (¿358-281), la prolongada residencia del escritor y geógrafo griego Megástenes (350-290 a.C.), embajador ante la corte de Sandrácoto (340-298 a.C.), fundador del Imperio Maurya y las investigaciones hechas por el geógrafo y militar griego Patrocles (312-270) y los más veraces escritores sobre India, arrojaron más luz sobre el conocimiento de las regiones más orientales de aquellos lugares. Subsecuentemente, los escritores romanos se dieron cuenta con cierto grado de exactitud, de la existencia, dirección y continuidad de una enorme cordillera que se extendía sobre todo el continente (Asia) de oeste a este. Disearco de Mesina (380-285 a.C.), alumno de Aristóteles tuvo el mérito de haber sido el primero en señalarlo, como luego lo menciona el geógrafo Eratóstenes (276-194 a.C.), en ambos autores, justo más de 300 años anteriores a Plinio, encontramos el nombre de Imaüs bajo la forma de Imaon. Tiempo después, la obra de Eratóstenes fue elaborada con más detalles por Marino de Tiro (70-130 d.C) y por el geógrafo y astrónomo egipcio Ptolomeo (¿90-168 d.C.), quienes ya la nombraron como Emodus o Montes Emodi. En fin, existieron una gran cantidad de autores de la antigüedad que contribuyeron a dar cuenta sobre la existencia de esta majestuosa cordillera asiática.

El vocablo sánscrito hima (nieve), parece estar vinculado a la hipotética raíz indoeuropea *ghei- (nieve, invierno), que también se asocia a la voz latina hiems, hiemālis, 'invernal', de donde proceden 'solsticio hiemal o de invierno', y en astronomía, 'cuadrante hiemal', así como el vocablo en latín hibernatus, participio pasado de hibernare, (pasar el invierno), de hibernus (invierno), que nos dio en castellano 'hibernación, hibernar, hibernáculo e hibernante'. La raíz *ghei- también parece relacionarse con zima (invierno) en la lengua checa; así como la supuesta voz *ghim-ar-ya (hembra de un invierno de edad), de donde en griego, khimaira, con el significado de quimera (véase en este diccionario).

Himalaya es el nombre del más elevado sistema montañoso del mundo, que se encuentra en Asia formando un arco de unos 2500 km de longitud, que se extiende desde Pakistán hasta el territorio de Bhután, y constituye prácticamente la frontera norte de India, formando una imponente barrera entre la Planicie del Tibet, hacia el norte, y las planicies aluviales del Subcontinente Indio, al sur. Con más de 110 cumbres de 7300 metros de altitud o mayores. Dentro de esta cordillera se encuentra el punto más alto del planeta, que es el Monte Everest, con una altura de 8850 m (29.035 pies) sobre el nivel del mar, según los más recientes cálculos realizados en 1999, mediante el Sistema de Posicionamiento Global, cambiando la estimación previa de 8848 metros (29.028 pies), determinada por el gobierno Indio entre 1952 y 1954.

Fuentes.

  1. Barry C. Bishop. 2013. Himalayas. Encyclopaedia Britannica on line.
  2. Chambers Biographical Dictionary. 2002. Great Britain.
  3. Duiker J. William. 2007. World History. 2007. Fifth Edition. Volume I: to 1800. USA.
  4. New College Edition the American Heritage Dictionary. 1979. USA.
  5. Wendy Doniger. 2014. Veda. Encyclopaedia Britannica on line.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.