Etimología de ZUECO

ZUECO

La palabra "zueco" viene del latín soccus (calzado), palabra que encontramos en las entradas de zurdo y zoclo. Pero ¿de dónde salió esta z- inicial?1. Bueno, según Corominas2, viene por influencia de un vocablo pre-romano 3 (tsucca), que nos viene a través del italiano zocco.

Tsucca podría estar relacionada con el persa zanga (pierna) y las palabras: chancla, chancleta, skato, zancudo, zancadilla, zancada y zapato.

Notas:

  1. En latín no existía la Z. Sólo se usaba esta letra para transcribir palabras griegas. En griego, Z se pronuncia como dz (como el vuelo del mosquito). Ver: Z.
  2. Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana - Joan Corominas. 1973.
  3. Se trata de un idioma diferente al latín, como el celta o euskera, que se hablaba antes que los romanos implantaran el latín.

Hallamos aquí un verdadero maremágnum de cosas sin mucho sentido. La palabra zueco en efecto viene del latín soccus, voz que no tiene nada que ver con la palabra zurdo ni con el persa zanga que da la palabra chancla. Soccus para los romanos era un tipo de calzado, designaba a un tipo de pantuflas altas que se ponían las mujeres para estar en casa o los actores cómicos. Lo que caracterizaba al soccus, como explican los autores antiguos es que se calzaba introduciendo el pie sin ningún tipo de atadura o sujeción y llegaba hasta los tobillos. Este soccus es un préstamo venido por medio de las gentes del teatro, un vocablo popularmente deformado venido del griego σύκχις o σύκχος ("sykchys" o "sykchos", un tipo de calzado), y que en origen es un préstamo oriental quizá de origen caucásico y no tiene absolutamente nada que ver con el persa zanga (ver al respecto la entrada σύκχις en Chantraine). Pero desde inicios de la Edad Media o quizá ya en el Bajo Imperio designa, aparte de a ciertos escarpines femeninos o eclesiásticos, a un zapato de madera tosco que usan los campesinos en las tierras húmedas. Y así podemos ver en la Vida de San Lupicino abad (santo del s. V d.C. cuya vida se escribe en el VI, tanto por un autor anónimo como por Gregorio de Tours), que los monjes, si salen a los campos, llevan un calzado de suelas de madera que ellos llaman galicanos, pero que el pueblo llama soccos (ver Du Cange). Y en efecto, esta palabra que en francés da socque y que en provenzal medieval da soquier (artesano que fabrica calzado de madera que llamamos zueco) nos da la palabra zueco.

¿De dónde viene la z de zueco, letra por cierto muy empleada por el latín vulgar tardío sin que indique para nada que se trate de préstamos griegos?. Pues muy sencillo, de una evolución peculiar castellana que evoluciona a z la s inicial latina, pasando por formas en ç, habitual en muchos vocablos (como en zahorra, del latín saburra, en zapato, en zahúrda, etc., todas procedentes de s inicial) y puede ser una tendencia dialectal del castellano en zona de contacto con hablantes vascos, pues en vascuence es absolutamente regular el paso a z de la s inicial latina en sus abundantes préstamos como en zoru (suelo), del latín solum, zaldu (bosque), del latín saltus, zuku (jugo) del latín sucus, etc. Y así también el diminutivo soccŭlus da zoclo y zócalo.

En cuanto a ese imaginario *tsucca de hipotético origen céltico no tiene nada que ver aquí, ni con nuestro zueco. Existen unos vocablos del latín medieval socca/soca/ soccus/socus referidos primero al tocón de un árbol o parte de la base de su tronco que enraíza en la tierra, y luego a un pedazo de tronco o leño, que han dado lugar al occitano medieval soca (tocón de un árbol) y a su diminutivo soquet (asiento bajo de madera), y en castellano a la palabra zoquete (primero, trozo de tronco o pedazo de madera basta, luego, pedazo basto de pan o cualquier cosa, y en sentido figurado, hombre tosco y bruto). Para muchos, estos vocablos serían formas que no tienen nada que ver con el soccus que designa al calzado, y vendrían de una forma céltica completamente imaginaria *tsucca que significaría tocón o trozo del tronco de un árbol. Lo que sucede es que estas formas seguramente vienen del nombre latino soccus aplicado ya en latín medieval al calzado de madera. En efecto tenemos indicios de que el nombre del calzado soccus, ya entendido como calzado de madera, pudo aplicarse a los cascos de los caballos y mulos, que recuerdan a la madera, y sin duda se aplicó al basamento de algo (ver zócalo) y no es imposible que pudiera desplazarse a la parte del tronco de un árbol con que enraíza y se asienta en la tierra, y es su basamento, con lo cual, todo ello vendría del soccus latino y de ninguna forma céltica imaginada *tsucca.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.