Etimología de ONIROMANCIA

ONIROMANCIA

La palabra oniromancia viene de las raíces griegas ὄνειρος (oneiros = sueño) y μαντεία (manteia = adivinación), es decir, adivinación de los sueños. El sueño, tomado como la acción de dormir, es una función vital, sin la cual ningún ser humano lograría sobrevivir. Se sabe que una forma cruel de tortura en cárceles del mundo, ha sido y con seguridad sigue siendo evitar por largos períodos, que un preso pueda dormir. Pero desde el punto de vista neurológico, las situaciones y hechos que recordamos de los sueños, son el producto de una actividad cerebral y orgánica subconsciente.

Se sabe que culturas muy antiguas como las de los babilonios, persas, chinos y egipcios, entre otras, se preguntaban si los sueños tendrían algún significado o si serían simples recuerdos intrascendentes de la actividad cerebral, sin ninguna conexión con la realidad presente o futura, y que llegaron a atribuirle efectos terapéuticos a la interpretación de los sueños. También se sabe que, en los países islámicos, la oniromancia fue un arte aceptado por el profeta.

Como puede verse, esas actividades y hechos que recordamos haber soñado, siempre han sido para los seres humanos, un tanto misteriosas y causantes de todo tipo de especulaciones; es ahí, donde han conseguido trabajo los onirománticos (adivinadores de sueños), a lo largo de la historia. Recordemos algunos casos:

  1. En la mitología y en la historia griegas abundan los casos de consultas al oráculo de Delfos, consagrado al dios Apolo (ver: oráculo), en las estribaciones del monte Parnaso, donde acudían toda clase de personas, para que la sacerdotisa (Pitia o Pitonisa), les interpretara los sueños y por la misma vía les predijera el futuro.
  2. El apocalipsis, libro de la biblia llamado también "El libro de las revelaciones", fue inspirado por Dios al apóstol Juan, en la isla de Patmos (Grecia) a donde había sido desterrado, y se cree que tales visiones y revelaciones las tuvo en un estado de éxtasis o semiinconsciencia (sueño). En ese orden de ideas, las interpretaciones que se le den al sueño como tal, tendrían el carácter de adivinación (oniromancia).
  3. Otro caso de oniromancia, famoso en la historia de Israel, es el de José, hijo de Jacob, quien luego de ser vendido por sus hermanos y llevado a Egipto como esclavo, fue acusado injustamente de acosar sexualmente a la esposa de su amo, Putifar, por lo cual fue encarcelado (ver entrada de don Maximiliano, en puta); pero habiendo conocido allí, al copero del rey, quien había caído en desgracia, José le interpretó acertadamente sus sueños. El hecho llegó a oídos del Faraón, quien se interesó por ese preso, lo hizo traer a su presencia para que interpretara los sueños de las vacas flacas y las gordas, lo mismo que las espigas de trigo débiles y fuertes; el nuevo acierto le valió a José conseguir un buen empleo, porque el Faraón lo nombro administrador de la casa, para prevenir los siete años aciagos que tendría Egipto, después de los siete años años de abundancia.

- Gracias: Héctor Julio Mora Cuartas


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.