Etimología de ONIRISMO

ONIRISMO

La palabra onirismo significa en psiquiatría 'estado de conciencia anormal caracterizado por alucinaciones'. Es palabra atestiguada en inglés oneirism desde 1953, mientras que onírico (lo relacionado con los sueños) se documenta en esa misma lengua (oneiric) desde 1859, en francés (onirique) en 1895 como hallucination onirique, 'alucinación onírica', en italiano (onirico) en 1899, y en 1917 aparece en un diccionario castellano.

Onirismo procede del antiguo griego ὄνειρος = oneiros, que significaba desde los tiempos de Homero, Hesíodo, Platón, Heródoto y otros 'sueño, es decir, las imágenes y situaciones que una persona ve mientras está dormido', 'un sueño o mensaje enviado por Zeus' (en la Ilíada de Homero), también en sentido metafórico o refranero, ὄνειρος era algo así como 'cualquier cosa irreal, fugaz e imprecisa'. Más el sufijo -ismos que en este caso nos indica proceso patológico, como en reumatismo y raquitismo.

Los romanos precisamente llamaban ŏnīrŏs a la adormidera silvestre o amapola (Papaver somniferum, L.1853), planta de origen mediterráneo, de seguro porque el opio y sus derivados producen sueños y alucinaciones mientras la persona que consume estas drogas está superficialmente dormida.

Pero como los sueños son un fenómeno tan antiguo e inquietante desde los inicios de la humanidad, no podían faltar numerosos mitos, leyendas, supersticiones, leyendas religiosas, actos de adivinación (oniromancia o predicción del futuro interpretando el contenido onírico, de ονειρό.μαντις en griego antiguo), etc.

Y en virtud de que el vocablo es de origen griego, debe mencionarse que los antiguos de esta cultura personificaban a los sueños en una celebridad de leyenda que llamaron igual, Ονειρος o el dios del sueño ya mencionado por Homero y Hesíodo en escritos que nos remontan a los siglos VIII-VII a.C. Según Homero, habitaba en las oscuras costas del océano occidental, y los sueños falsos, sin significado o mensaje entraban por una puerta de marfil, pero los que revelaban ciertos mensajes o augurios, pasaban a través de una puerta hecha de cuerno (Odisea xix 562); en Teogonía 212, de Hesíodo se menciona a 'los niños de la noche sin padre' (Ονειροι, los Oneiroi, liderados por Morfeo, quien les daba forma a los sueños) cuyos nombres eran Morpheus (Μορφευς, 'forma'), Ikelus (Ικελος, 'parecerse'), Phantasos (Φαντασος, 'fantasmas') y Phobetor (Φοβητωρ, 'el que es temido'). Eurípides los llama genios de alas negras. Otras versiones dicen que, los Oneiroi eran espíritus de los sueños que cada noche salían como parvadas de murciélagos de sus cavernas en el Monte Érebo (Ἔρεβος = Érebos, 'negrura', 'oscuridad', 'las tinieblas'), la remota región de la oscuridad eterna.

De oneiros se originaron en el siglo XVII las palabras oneirocriticismo y oneirocrítico, refieriéndose a la interpretación de los sueños, en base a un libro del siglo II d.C. llamado Oneirokritiká = Ὀνειροκριτικὰ o 'la Interpretación de los Sueños', escrito por un viajero y adivino griego llamado Artemidoro de Daldis, en la que reúne unos 3000 sueños que la gente le contaba durante sus viajes.

En el mundo de la psiquiatría y psicología actual, se han ido acuñando, además de los ya citados, diversos tecnicismos sobre las inquietantes e irresolutas cuestiones de los sueños. A continuación, algunos ejemplos:

  • Onirodinia, 'sueños con un contenido terrorífico o pavoroso, pesadillas', del griego odyne (dolor).
  • Onirología o 'el estudio científico de los sueños', con el componente griego -logos (estudio, tratado).
  • Oniroscopía, del griego antiguo oneriroskópicos, 'de la interpretación de los sueños', ahora 'el análisis de los sueños con el fin de diagnosticar el estado mental de una persona'.
  • Onirofrenia, del griego phren (mente, alma, entrañas), más el sufijo de cualidad -ia, 'una forma de esquizofrenia que se caracteriza por la obnubilación de la conciencia'.

La génesis de los sueños es muy complicada, pero lo que puedo asegurar (además algunas veces lo he leído en fuentes confiables) es que a menudo su contenido o sus imágenes toman elementos más o menos larvados de las experiencias vividas por la persona el día anterior. En mi caso, lo he comprobado muchas ocasiones. Hace unos días moví una caja en una casa abandonada, y al hacerlo sentí temor de que hubiera algún alacrán por ahí escondido. Esa misma noche soñé que tres alacranes iban subiendo por una pared. Esta experiencia la he vivido innumerables ocasiones, pero los sueños tienen la dichosa virtud de olvidarse casi siempre con asombrosa facilidad. También los animales, al menos los mamíferos, sueñan ¿Han visto soñar a un perro?

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.