Etimología de GLUMA

GLUMA

La palabra gluma viene del latín glūma, ae, 'envoltura que rodea a las inflorescencias del trigo y otras gramíneas', relacionado con el verbo del latín preclásico, glūbo, ēre, 'descortezar, pelar, mondar, descascarillar'; términos asociados a la raíz indoeuropea *gleubh-, 'cortar', de la que también surgieron: klioban, 'cortar' en la antigua lengua alto germana; kljūfa, en antiguo noruego; gluptene, 'mesa para pulir o grabar', en el viejo prusiano; y la voz griega glyphein, con el significado de 'excavar tallando o grabar', de donde: glifo, triglifo y jeroglífico.

Gluma es un término botánico del latín clásico (ss. I a. C-I d.C.). El escritor romano Marco Terencio Varrón (116-27 a.C.) utiliza el vocablo para nombrar a la vaina pequeña de la cebada y otros granos, y también la piel de los higos. En tiempos modernos se encuentra documentado en inglés (glume) desde 1789; y en castellano, el botánico español Miguel Colmeiro y Penido (1816-1901) emplea la palabra gluma para nombrar al cascabillo de la cebada, basándose en los escritos en latín de Linneo del siglo XVIII.

La gluma es la envoltura o cubierta basal y estéril de las espiguillas o inflorescencias de las gramíneas como la avena, el trigo, la cebada y el centeno, que consta de dos valvas o brácteas, o pequeñas hojas modificadas. Mientras que el término glumela (glūma más el sufijo latino diminutivo -ella, para denotar su menor tamaño) se aplica para referirse a las dos brácteas u hojas modificadas (lemma y palea) que envuelven a cada una de las flores que conforman la espiguilla. Dicho de otra manera: las glumas están en la base de la inflorescencia, mientras que las glumelas, en cada flor de la espiguilla. El sufijo -ella también forma parte de voces como: glabela, 'pequeño espacio sin pelo entre las dos cejas'; micella, 'granito pequeño o gránulo'; Brucella, género de bacteria patógena; Chlorella, género de algas verdes unicelulares; patela, fontanela, etc.

El orden de plantas monocotiledóneas Glumiflorae, con su familia Gramineae (con más de 10.000 especies silvestres y cultivadas) lleva este nombre por poseer en sus estructuras florales las características glumas en la base de las inflorescencias llamadas espiguillas, y glumelas en cada flor. Glumífero, que lleva o posee glumas, también proviene de la misma palabra latina: glūma.

Fuentes consultadas:

  • De Miguel Raimundo. 2003. Nuevo Diccionario Latino-Español Etimológico. España.
  • Merriam Webster's Collegiate Dictionary. 2003- Eleventh Edition.USA.
  • Pio Font Quer. 2001. Diccionario de Botánica. España.


- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.