Etimología de URÉTER

URÉTER

La palabra uréter, plural uréteres, designa a cada uno del par de ductos que conducen la orina desde el riñón a la vejiga o en su caso a la cloaca, como en las aves.

El término tiene sus orígenes en el griego antiguo, οὐρήτηρ (ouréter), que para el médico Hipócrates (s. V a.C.) y para Aristóteles (s. IV a.C.), tiene el mismo significado que οὐρήθρα (oúrethra, término más antiguo), que ya discutimos en la entrada 'uretra'. Tratándose entonces de lo que en lingüística llaman doblete, es decir, un par de palabras con el mismo origen etimológico, pero con diferente desarrollo fonético, como en los casos de cátedra y cadera, que proceden del latín cathedra (DLE, 2018). Del mismo modo entonces, uretra-uréter, tonto-atónito, foco-fuego, derecho-directo y muchos más.

Oúrethra (οὐρήθρα) y οὐρήτηρ a su vez proceden de ούρείν (oúreín = orinar), de ούρον (oúron = orina). Dos o tres siglos después comenzó a delimitarse el sentido de ambos términos, y ya en el s. I d.C., el médico griego Areteo de Capadocia dice que el οὐρήτηρ (ouréter) es un conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga, y en el siglo II d.C., Galeno escribe también que los οὐρήτηρες (uréteres) son los dos conductos que llevan la orina de los riñones al interior de la vejiga; quedando desde entonces plenamente delimitada la diferencia entre οὐρήθρα (uretra) y οὐρήτηρ (uréter).

Todos estos términos griegos se asocian a la raíz indoeuropea *awer (mojado), también asociada a las voces latinas urina (la orina), urinator (el que nada debajo del agua), urinari, s (nadar bajo el agua). De urina se forman palabras como urinario, urianálisis, urinal, urinoma, orina. Y de oúréin, oúron, términos como urología, estranguria, urobilina, urodinia (orinar con dolor), urobilinemia, urocele y otros.

Cabe destacar que en oúrethra, ūrēthra y en ouréter está presente el sufijo griego instrumental, forjador de sustantivos -ter, -tor, -tro, que podemos ver en palabras como catéter, esfínter, perímetro, zóster, que tienen también un origen antiguo, o en neologismos como termómetro, barómetro, nanómetro, esfigmomanómetro, espectrómetro, biometría y muchos más.

A diferencia de oúrethra (uretra), que pasó al latín tardío como ūrēthra, en el caso de ouréter, no sucedió lo mismo, sino que fue hasta los inicios del siglo XVI, ya en el Renacimiento que se registra en latín ūrētēr, en francés como uretère en 1538, y en español, en 1570, en la obra de Juan Fregoso, quien los llama 'vasos ureteres'. En inglés (ureter) se documenta en 1543.

De ouréter se han formado varios neologismos médicos, entre otros: ureterorragia (hemorragia de un uréter), ureterohidronefrosis (dilatación del uréter y la pelvis renal), ureteroctomía, ureterocele, ureterolisis, ureteroplastia, etc. En los humanos adultos, cada uréter se origina en la pelvis renal y termina en la base posterior de la vejiga y cada uno mide de entre 28 a 34 cm de largo y de 1 a 10 mm de diámetro

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.