Etimología de URO

URO

La palabra uro viene del latín urus y se refiere a una especie de bisonte salvaje que vivía en Europa y se extinguió en el siglo XVII. Este animal fue mencionado en las Geórgicas de Virgilio y los Comentarios de Julio César, pero la palabra no es netamente latina. Viene del germánico auer.

Uro- también es un elemento compositivo, que nos viene del griego οὖρoν (ouron = meado), de ahí también los términos urología (ciencia que se especializa en el aparato urinario) y uroscopia (examen de la orina).


La primera mención y descripción de los uros es la de Julio César en el libro VI de sus comentarios a la guerra de las Galias. En un fragmento en que describe los animales de la selva Hercinia en la Baja Germania y se refiere a los alces y otras especies, habla de ellos y de su gran tamaño, y de lo que hacen con ellos los habitantes de esas tierras, y dice lo siguiente:

Tertium est genus eorum, qui uri appellantur. Hi sunt magnitudine paulo infra elephantos, specie et colore et figura tauri. Magna vis eorum est et magna velocitas, neque homini neque ferae quam conspexerunt parcunt. Hos studiose foveis captos interficiunt. Hoc se labore durant adulescentes atque hoc genere venationis exercent, et qui plurimos ex his interfecerunt, relatis in publicum cornibus, quae sint testimonio, magnam ferunt laudem. Sed adsuescere ad homines et mansuefieri ne parvuli quidem excepti possunt. Amplitudo cornuum et figura et species multum a nostrorum boum cornibus differt. Haec studiose conquisita ab labris argento circumcludunt atque in amplissimis epulis pro poculis utuntur.

"La tercera especie es la de los que se llaman uros. Estos son por su tamaño un poco más pequeños que los elefantes, y del aspecto, color y forma del toro. Tienen gran fuerza y gran velocidad, y no dejan de atacar ni al hombre ni a animal una vez los han visto. A estos los matan una vez afanosamente capturados mediante trampas de fosa. Con este empeño se robustecen los jóvenes y se ejercitan en este tipo de caza, y a los que han matado a muchos de estos, tras reunir en publico sus cuernos que sirven de testimonio, les conceden gran alabanza pública. Pero (los uros) no pueden acostumbrarse a los humanos ni ser domesticados, ni siquiera capturados de pequeñitos. La amplitud, forma y aspecto de su cornamenta es muy diferente de los cuernos de nuestros bueyes. Estos cuernos afanosamente logrados los guarnecen con plata por los rebordes y los usan como vasos en sus magníficos festines".

Por cierto, no se deben confundir los uros (una especie de bóvidos o toros salvajes europeos de gran tamaño) con los bisontes europeos. El bisonte es otra especie. Mientras los uros se extinguieron en el s. XVII, los bisontes europeos, que acabaron extinguiéndose en libertad, situación en la que todavía existían en el s. XVIII, sobrevivieron por el hecho de que había algunos especímenes en zoológicos, gracias a los cuales se pudo salvar a la especie que sobrevive hoy en grado mínimo y en condiciones sobreprotegidas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.