Etimología de RUMANO

RUMANO

La palabra rumano se refiere al habitante de Rumanía y también a su lengua. Rumano viene del propio rumano român o rumân, procedente del latín Romanus (romano), igual que Rumanía viene del vocablo latino tardío Romania (conjunto de territorios bajo el Estado Romano), voz empleada por Venancio Fortunato (s. VI d. C.), y que con la forma Romania seguimos hoy empleando más bien para el conjunto de las tierras de Europa que o bien hablaron latín (Romania antigua) o bien hablan hoy diversas lenguas que son hijas del latín (Romania moderna).

El porqué se empleó Romania y Romanus para designar al territorio y las gentes de lo que iba a ser Rumanía tiene una explicación. La Rumanía actual se ubica en buena parte del territorio que en el Imperio Romano fue la Dacia. Esta extensa provincia en los Balcanes fue conquistada e incorporada al Imperio Romano por Trajano a inicios del s. II d.C. El motivo fue principalmente que ya desde el s. I los dacios resultaron muy conflictivos y beligerantes en las fronteras norte del Imperio Romano oriental, lo que obligó a una serie de campañas bélicas, y Trajano decidió al final concentrar todas sus fuerzas y acabar con el problema dominando el territorio y anexándolo. Este fue también el motivo para que la Dacia desde entonces experimentara un largo proceso de repoblación de al menos siglo y medio, en que se repartían tierras a colonos procedentes de todas partes del imperio occidental, muy especialmente con contingentes del sur de Italia, creando una población densa de pequeños propietarios agrícolas, con casi inexistencia de esclavitud rural, y todos hablantes de latín, para crear un territorio tapón bien defendido y ocupado contra los bárbaros de las inmediaciones. Y eso provocó que Dacia fuera una excepción en el territorio oriental del Imperio Romano, donde las gentes comunes hablaban más bien griego. Dacia no había sufrido ninguna influencia griega previa y se latinizó completamente.

Sin embargo las presiones ya de los bárbaros sobre el Imperio Romano en el s. III d. C., especialmente las de los godos, provocaron que ante las tremendas dificultades para defender un territorio tan grande, los romanos abandonaran el control de la provincia Dacia en el último tercio del s. III d.C. Sin embargo allá quedó toda su población latinizada, que para los habitantes circundantes eran Romani, hablaban la lengua de los romanos y se consideraban romanos. Y de ahí que se llamen rumanos, y que la lengua romance, hija y derivada del latín que allí nació, se conozca como rumano.

Hay que hacer notar que también se consideraban, se denominaban y autodenominaban "romanos" los habitantes del Imperio bizantino medieval. El Imperio Bizantino no fue más que la parte oriental del Imperio Romano que a finales del s. V d.C. se derrumbó en Occidente, dividido y fragmentado en pequeños reinos regidos por oligarquías bárbaras germánicas. Pero la parte oriental subsistió, progresivamente reducida hasta el s. XV en que cayó su último bastión, Constantinopla, ante el poder turco y, aunque hablaban griego, siempre se autodenominaron Ῥωμαῖοι ("Romaioi", romanos), y rumi y rumiya los llamaban los árabes y turcos.

El adjetivo Romanus se deriva con sufijo -anus del nombre propio de la ciudad de Roma, cuya etimología es oscura y controvertida, e ignorada para los propios romanos. Una falsa etimología se dio ya en el Imperio Romano al intentar vincular la palabra con el griego ῥώμη ("rhome", fuerza, vigor), con el que nada tiene que ver. Otros etimólogos incluso antiguos lo han vinculado a ruma (teta de animal) o rumen (panza de los rumiantes que luego se asoció a ruma y rumis, teta), por el fuerte significado vinculado a la fundación del lugar sagrado llamado Ruminal, pero tampoco esto tiene un muy sólido fundamento. Parece tratarse de un viejísimo topónimo etrusco, cuyo significado originario es difícil precisar, no hay fundamentos sólidos para afirmar nada.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.