Etimología de FEBRÍCULA

FEBRÍCULA

La palabra febrícula procede del latín febrīcŭla y designa a una fiebre ligera y por lo general de poca duración. Es el diminutivo del término latino febris (fiebre), más el sufijo diminutivo -culus, -cula, -culum, como en los vocablos molécula, animálculo y retícula. Literalmente, febrícula es "fiebre (febris) pequeña (-cula,) o leve".

El término febris comparte la misma raíz que el verbo fovēre (calentar, estar caliente), y ambos se vinculan a la raíz indoeuropea *dhegwh- (calentar, quemar).

El término febrīcŭla ya era usado con el mismo significado por escritores romanos como Cicerón y Celso, y se siguió empleando de manera ininterrumpida durante todo el periodo medieval. En tiempos modernos, se documenta en francés hacia 1626. El diccionario castellano de Domínguez de 1853, incluye la palabra (febrícula) y la define como "pequeña fiebre", pero de seguro ya se empleaba previamente en español.

Fuentes:

  • NTLLE en línea. (referencia de 2017).
  • Webster's Third New International Dictionary. 1971. Vol. I. p. 832. USA. Edición impresa.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.