Etimología de VENOCLISIS

VENOCLISIS

La palabra venoclisis es un tecnicismo médico estructurado por una raíz latina, de la palabra vena, que se refiere a cualquier conducto, vena o hilillo de agua, vena de metal, incluso filón o vena de inspiración; en este caso, la voz latina es tomada en su significado de 'vaso sanguíneo que conduce sangre al corazón'; y la palabra griega klysis que significa 'acción de lavar con una jeringa'. Por lo tanto, el término significa literalmente "lavado de las venas con una jeringa"; ya que se supone que la idea original era introducir directamente en el torrente sanguíneo, a través de una vena, un producto depurante o purificador, utilizando una jeringa.

El término griego klysis está formado con el sufijo de acción -sis, como en síntesis y diagnosis, sobre el verbo klizo (su infinitivo es klyzeín), con el significado de 'lavarse, pero con desgaste, como la erosión que produce el agua', de donde procede el vocablo 'cataclismo' (diluvio o catástrofe por agua). Klysis está relacionado con klystēr que originalmente se refería a un artificio con un émbolo para efectuar lavados o enemas, pues los griegos de aquella remota época, obviamente no tenían las jeringas actuales. Klystēr, con el sufijo -ter, que indica agente (como en catéter), o el que ejecuta la acción, en este caso, el que lava, lo mismo se refiere a un dispositivo para enema o lavado intestinal, que a una jeringa en general. Así mismo, el verbo klyzein se relaciona con la raíz indoeuropea *kleu-3, 'limpiar, lavar' y el vocablo latino cloaca (alcantarilla, canal de desechos); también con el latín clyster, préstamo del griego klystēr, ya citado, que nos dio en español 'clister', que significa 'enema'.

Y en efecto, la venoclisis puede definirse como la inyección de sustancias líquidas, en pequeños o grandes volúmenes directamente en una vena, mediante la introducción de una aguja hipodérmica (venopunción), con el auxilio de jeringas o catéteres. Los productos inyectados pueden ser medicamentos en solución acuosa, sueros (sueroterapia) para restablecer pérdidas de agua y electrolitos, sangre, drogas anticancerosas (quimioterapia), etc.

Aunque no tengo referencias sobre quién, cuándo y dónde se acuñó el término, es muy probable que haya sido en el Reino Unido y, naturalmente, en inglés (venoclysis). Esta hipótesis se fundamenta en los antecedentes históricos de esta práctica médica tan utilizada en todo el mundo:

Se tienen registros de que el médico obstetra británico James Bundell (1791-1878), hacia el año de 1825, inyectó agua directamente en una vena a un paciente, pero, al parecer, le provocó la muerte; años después, en 1829, realizó la primera transfusión sanguínea a una parturienta con hemorragia postparto. Y otro médico británico, Thomas Latta (¿1795?-1833), en compañía de otros colegas, suministraron soluciones salinas a enfermos de cólera por vía intravenosa, entre 1831 y 1832, con resultados exitosos.

La venoclisis también puede denominarse fleboclisis (del griego phlebo-, vena y klysis, inyección), inyección endovenosa (del prefijo griego endon, dentro) o intravenosa (del prefijo latino intra, dentro).

Fuente.

  • New College Edition The American Heritage Dictionary of the English Language. 1979. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.