Etimología de OTERO

OTERO

La palabra otero que designa a un montecillo o cerro aislado procede del latín altarium, vocablo que designaba tanto a un altar elevado de un templo como a cualquier cosa aislada, exenta y elevada. Su evolución patrimonial es la siguiente. En el grupo al ante consonante en muchos casos la ele vocalizó en u (ej. cauce del latín calicem), generándose así un diptongo au que luego monoptongó en o, como en toro de tauru(m) y oro de auru(m). En las terminaciones con sufijo -ariu(m) se produce una metátesis de la i, dando la forma -airu, luego el diptongo ai monoptonga en e y nos da las muy habituales terminaciones en -ero del lenguaje patrimonial (como en carpintero, del latín carpentarius y lechero del latín lactarium). La evolución es pues altariu(m)> autairu > otero.

La palabra altar deriva de altare, una forma que alternaba en latín con altarium y era de similar significado.

Altarium se deriva en latín del adjetivo altus (alto y también profundo), que no es sino el viejo participio de un verbo latino alere (alimentar, hacer crecer), cuya raíz está en la base de palabras como alimento, almo, alumno, adolescente, adulto, coalición, índole, prole y abolir, sólo por decir unos ejemplos.

Se origina en una raíz indoeuropea *al-2 (crecer, nutrir, alimentar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.