**

Etimología de JODER

-
-

JODER

En muchos países usamos la palabra "joder" como sinónimo de molestar. Resulta que esta palabra es mucho más fuerte. Viene del latín futuere que significa copular. Ésta también podría tener la misma raíz de la palabra inglesa fuck.


En francés existe 'foutre' que algunos diccionarios traducen como 'carajo'. La palabra latina 'futuere' se deriva de la raíz indoeuropea *bhau(t)- que significaba golpear.

Otra teoría es que 'futuere' había sido tomada del celta '*bactuere = agujerear, penetrar'.

- Gracias: tocariano

_____________________________________________________________________________________

No existe ninguna teoría de que futuere venga del galo, es un término netamente latino. Lo que sucede es que hay otro verbo latino battuere (golpear) que sí se ha originado en un préstamo celta o galo. Y ambos verbos se asocian remotamente a la raíz indoeuropea *bhat- (batir o golpear). Joder es el resultado de la evolución fonética de futuere, con habitual sonorización en d de la t intervocálica y además aspiración de la f inicial. En determinadas formas esa aspiración que suele dar h, ha sido tan fuerte que ha generado una j, y hay bastantes casos, como juerga a partir de huelga y holgar, que vienen de follicare, etc.

-Gracias: Helena


En Brasil tiene y usan la palabra "fuder", de mismo significado que la palabra "joder" que usan en España.

- Gracias: f5bb5ab5db5


La palabra joder, como bien se dice, tiene su origen en la lengua latina, concretamente de futuere. Este verbo existe en otras lenguas con significado equivalente:

  • En catalán, se utiliza el verbo "fotre", del mismo significado. Además este verbo es utilizado como casi un sinónimo del verbo 'hacer' (fer en catalán).
  • En rumano, se utiliza el verbo 'a fute', con idéntico significado. En italiano, también tiene el 'fotere' que es lo mismo. Todos tienen la misma raíz.

- Gracias: zilner


En Andalucía y las islas Canarias aún se suele oír pronunciar la hache, generalmente en palabras que etimológicamente tienen /f/, como una jota suave o hache aspirada: así 'hormiga' (/jormíga/ <*famine), ahogar (/ajogá/< offocare)... que era como se pronunció en el castellano medieval.

En el español estándar existen algunos (muy pocos) andalucismos (faralaes, tablao, cante jondo...) y es posible que entre estos se encuentren algunos en que la hache conserve su pronunciación como jota: juerga< follica, jolgorio< fundu... y joder<*hoder< fut(u)ere.

Otra posibilidad es que se trate de un arcaísmo fonético en el cual el sonido aspirado pervivió por una especie de énfasis negativo... tratándose de una palabra malsonante.

El gallegoportugués 'foder' y el vocalismo cerrado de la 'o' tónica proveniente de 'u' breve en su conjugación apoya la etimología latina vulgar '*futere' de 'futuere'.

- Gracias: Wignasi


Leyendas urbanas e inventos

Las explicaciones etimológicas anteriores no explican el cambio de la inicial f del latín (con su paso al catalán, al portugués y al rumano, por lo menos) a la j española. Por ello propongo, para la palabra española, una etimología hebrea, que deja traslucir un cierto antisemitismo despectivo, muy propio de la España del tardo medievo y del siglo de oro.

El hebreo bíblico utiliza el eufemismo "conocer" (yadah) para significar mantener relaciones sexuales, y así ha pasado a la traducción latina de la Vulgata de San Jerónimo, e incluso a múltiples traducciones del Antiguo Testamento, incluso recientes, al español. La tercera persona del singular de sujeto masculino de este verbo esyodeh, y aquí tenemos, con una cierta pizca de sorna, el que el español joder signifique lo mismo, con un notable matiz de vulgarismo (compárese con el cultismo "copular") que se va reduciendo progresivamente en el uso más reciente del idioma, lo cual explica el que, como segunda acepción, también signifique molestar, o causar algún daño menor, o incluso un mero desprecio.

Otra muestra de antisemitismo en esta misma materia puede ser el refrán de que "en martes, ni te cases ni te embarques": embarcarse viene sólo por homofonía, para completar la copla, pero casarse en el tercer día después del sábado (en el tercer día de la creación dice el Génesis que Dios crea los primeros vivientes) es una invocación judía para la fertilidad de la unión matrimonial, y un buen cristiano no debe seguir tal costumbre judaizante. De ahí que después se introduzca la superstición de que casarse en martes trae mala suerte.

- Gracias: Josefrancisco



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J

K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9653) añadidas al diccionario:
papillote   pantorrilla   mustio   rumiante   barriga   marmita   barrica   nava   soldar   pielonefritis  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
fornicar   oliva   diapédesis   apófisis   ortega   jactar   yesca   sarcofágido   muesca   Barcelona  
Último cambio: Miércoles, Agosto 27 09:57 MST 2014