Etimología de GURRUMINO

GURRUMINO

El adjetivo gurrumino que caso en todas partes aparece como de origen incierto parece proceder del ámbito astur-leonés en España. Su significado principal es ruin, desmedrado, mezquino, de donde también que en España haya asumido el valor de avaro, y en general en todas partes cierto valor de pequeño, birrioso, despreciable o incluso a veces cobarde. Y especialmente en el ámbito astur-leonés designa también al hombre que tiene contemplación excesiva hacia su mujer y en cierto modo se deja dominar por ella. Es importante tener en cuenta todos esos valores para intentar aproximarse a su origen.

Corominas examina y desecha con toda razón algunos intentos de explicación etimológica por absurdos, como ciertas explicaciones de Larramendi para hacerlo depender de una palabra inexistente en propio vasco, u otras inverosímiles argumentaciones del Diccionario de Autoridades para hacerlo depender del vasco urruma (lamento de hombre). Sin embargo, tampoco es en absoluto convincente la hipótesis que Corominas prefiere, que es hacerlo depender de una voz gurrumbin, que hipotéticamente vendría de *gorobino, que significaría en origen jorobado y sería un derivado de joroba. Esta es seguramente la razón, el carácter inverosímil de todas las explicaciones, por la que la Academia sigue considerando este término de etimología oscura, incierta e inexplicada. Pero si atendemos simultáneamente a la forma del vocablo y a su sentido, podemos plantear con bastante fundamento dos hipótesis:

  1. Que en origen sea un derivado de la palabra gorrión que en astur-leonés presenta en muchos lados la forma gurrión, pájaro muy común, para referirse a la cría del gorrión, pues no hay nada más débil, birrioso, indefenso y poca cosa que la cría sin plumas de un gorrión, llamada gurriato comúnmente, pero que una forma como gurrumino podría ser una variante analógica a palomino (cría o polluelo de paloma) y otras similares. La palabra gorrión se considera por muchos de origen incierto, pero sin duda la explicación más acertada es hacerlo depender del verbo latino garrire (gorgojear, parlotear guturalmente, ser vocinglero), en una forma gorrio, gorrionis o gurrio, gurrionis que cambiaría su vocal por influencia de gurges (garganta) que nos da palabras como gorjeo y gorjear. Las formas gorriones y gorrionos están atestiguadas en un glosario latino tardío y recogidas por Thesaurus, con el sentido de sonar o cantar de modo horrísono, y es sabido el canto poco armónico del gorrión.
  2. Que se trate de una variante popular derivada del nombre Gurrio o Guirrio, personaje carnavalesco de los antruejos o carnavales leoneses de origen bajomedieval y que no es más que una variante en zonas leonesas del norte de Birria, que nos ha dado la palabra birria. Se trata de un personaje convertido en máscara de carnaval a partir de la comedia elegíaca medieval. Es un esclavo desmedrado y grotesco, insignificante, perezoso, mezquino y cobarde. Y además este origen podría justificar el valor de gurrumino como hombre que tiene contemplación excesiva hacia su mujer y en cierto modo se deja dominar por ella, dado que en la comedia medieval que lo hace famoso es esclavo de Alcmena, quien a pesar de su infidelidad matrimonial con Zeus, domina a su marido con sus artes y sale airosa, y en ocasiones se atribuye al propio Birria, aunque no sea el marido, el hecho de estar dominado por una mala mujer. Hermannus Werdinensis, autor autodenominado así en latín y del que sabemos que despliega su actividad literaria entre 1224 y 1240, en la obra Hortus deliciarum, hablando de este Birria nos dice:

Quam grave sit portare iugum mulieris inique

Testaris nobis, Birria, serve piger (30, 21).

(«De cuán pesado es sobrellevar el yugo de una mujer malvada,

nos das tú buena prueba, Birria, esclavo perezoso»)

Gurrio probablemente viene influenciado por la variante latina del nombre Burria. El nombre del esclavo Birria lo toma la comedia medieval del comediógrafo romano Terencio: es un personaje esclavo de la comedia Andria de Terencio (s. II a.C.). El nombre Birria, como además prueba el gramático romano Prisciano, es una latinización con sonorización de la labial del nombre-apodo griego Πυρρίας ("el Rojo", "el Pelirrojo"), nombre o apodo característico de esclavo que habitualmente se daba a los esclavos tracios y era profundamente despectivo. Contiene la raíz de la palabra πῦρ, que designa al fuego, y forma derivados que no sólo remiten al fuego, sino a su color rojo anaranjado característico. Se vincula a una vieja raíz indoeuropea *pūr- que designa al fuego, y que tenemos en palabras como antipirético y pirotecnia (para más información, ver la entrada birria).

Bibliografía:

PINGARRÓN SECO, Elena, "Esto es una birria. Una aportación del teatro clásico a la literatura dramática medieval y al léxico castellano". LEMIR, 18. Universidad de Valencia, 2014.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.