Etimología de JABÓN

JABÓN

La palabra jabón proviene del latín tardío sapo-onis, y el nombre sapo viene de la antigua Grecia. En la colina de Sapo se ofrecían sacrificios incinerando cadáveres de animales. Al derretirse la grasa y mezclarse con las cenizas de la madera, la grasa se saponificaba. Esta onis (limo) de Sapo la encontraron excelente para limpiar ropa, pues hacía espuma que se llevaba la suciedad, (en las llamadas cadenas hidrófobas del jabón).

- Gracias: Iván Noboa


Según el filólogo español Rafael Lapesa (1908-2001) en su obra Historia de la Lengua Española, página 112, comenta que la antigua Roma importaba del norte el jabón, cuya fabricación desconocía, por eso el germánico saipo entró al léxico latino y luego al romance, sapone y de ahí al español xabon, jabón.

- Gracias: ofreide


Parece que el nombre sapo, saponis no tiene nada que ver con la antigua Grecia y la leyenda del monte Sapo parece un invento popular tardío basado en la homofonía, tan tardío que puede ser de anteayer. Se dice que el supuesto monte Sapo estaba cerca de Roma, pero ninguna fuente griega ni romana lo nombra ni trasmite jamás esta leyenda bastante imposible, pues los romanos consumían la carne y grasa de los animales sacrificados y sólo quemaban a los dioses los huesos y la piel. Es cierto que los germanos lo elaboraban con el nombre saipo o sape, pero la raíz de la palabra, indoeuropea, se encuentra en germánico y anglosajón, latín y tocario A y B. Se trata de una raíz *seib- que en principio significa "gotear" y que en latín, además de sapo, saponis, da sebum (sebo, grasa).

Es también bastante dudoso que los romanos importaran su elaboración de los germanos, pues su contacto con germanos es bastante tardío, y en cambio hay un contacto más temprano con otros pueblos de oriente que sí elaboraban distintas formas de jabón. Los griegos antiguos nunca elaboraron jabón, pero sí lo hicieron, en principio mezclando cenizas que llevan potasa con aceite o grasas animales, primero los mesopotámicos en el tercer milenio a.C., y luego por ejemplo fenicios y cartagineses de los que sabemos que poseían la técnica antes del 600 a.C. Probablemente de estos últimos pasó su elaboración a Roma, si bien en época de Plinio (s.I d.C.) era un producto poco conocido y usado en occidente y él atribuye su invención a los galos, cosa que sabemos que no es cierta pues en oriente diversos pueblos lo elaboraron mucho antes. Pero lo que sí prueba el texto de Plinio es que los romanos sabían bien cómo se elaboraba y no es cierto lo que afirma Lapesa:

"prodest et sapo, Galliarum hoc inventum rutilandis capillis. fit ex sebo et cinere, optimus fagino et caprino, duobus modis, spissus ac liquidus, uterque apud Germanos maiore in usu viris quam feminis". (PLINIUS, 28, 191).

"Es útil también el jabón, invento este de las Galias para abrillantar los cabellos. Se hace de sebo y ceniza, siendo el mejor el de ceniza de haya y grasa de cabra, en dos variantes, espeso y líquido, uno y otro entre los Germanos en mayor uso para los hombres que para las mujeres".

Lo curioso es que ni en Fenicia ni en Roma se utilizaba el jabón habitualmente para la higiene corporal, sino que estas formas de jabón, en Roma a partir de bien avanzada la época imperial, se empleaban abundantemente para la limpieza de tejidos. Para la higiene corporal se empleaba la técnica del exudado en ambiente caliente y se untaba el cuerpo con aceites, muchas veces mezclados con arena que servía de exfoliante, se retiraba esta mezcla con un raspador y se procedía al baño con agua. Sin embargo, ya el médico romano Galeno, en el s. II d.C., conoce las excelentes propiedades del jabón para lavar y desinfectar heridas, y lo recomienda, no sólo para eso, sino también para la higiene personal.

Los romanos se convirtieron en grandes fabricantes de jabón, pero parece que con la caída del Imperio Romano, en el Occidente europeo cristiano se olvida la técnica en principio (los árabes sí la tuvieron, pues están muy pronto en contacto con los centros de Siria que lo elaboran) y son los venecianos quienes primero lo fabrican de nuevo en Europa, retomando la técnica a partir del s. VIII d. C. A partir de ahí poco a poco se va extendiendo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.