Etimología de JACINTO

JACINTO

La palabra jacinto que designa a una flor y planta bulbosa muy estimada en jardinería, nos viene del latín hyacinthus, en que es un préstamo del griego ὑάκινϑος ("hyákinthos"). En griego designa a una flor que por las descripciones no se corresponde siempre con lo que nosotros entendemos por un jacinto, sino que seguramente pudo designar a más de una especie de liliáceas o ranunculáceas, identificándose a veces con el llamado lirio de Martagón (Lilium martagon) o incluso a la especie llamada Delphinium aiacis. Además en griego designa al color azul violáceo que parece ser el color o uno de los colores característicos de la flor ( y también a un tipo de piedra preciosa que podría ser una aguamarina. El naturalista romano Plinio emplea hyacinthus en latín, aparte de para la planta y la flor, para designar a una piedra preciosa que parece ser un tipo de amatista o similar a ella por el color (Naturalis Historia, 37, 125).

Pero además Jacinto es también un nombre propio y lo es desde el griego. Jacinto o Hyacinto es un personaje de linaje divino de la mitología griega del que hablan multitud de autores tanto griegos (Apolodoro, Pausanias, Luciano de Samosata y muchos más), como romanos (Virgilio, Ovidio en las Metamorfosis y Servio). Se hace de él el inventor de la pederastia, institución tradicional griega por la que los púberes griegos, especialmente los aristócratas se iniciaban sexualmente en la antigua Grecia con relaciones homosexuales entre ellos. Y fue amado por el dios Apolo, quien lo mató accidentalmente en una competición de lanzamiento de disco, porque el disco, desviado por el Céfiro (celoso de Apolo), fue a dar en su cabeza. Y según el mito Apolo transformó su sangre en la nueva flor del jacinto, que según los antiguos lleva en sus pétalos o en la cabeza de sus estambres las letras griegas AI, que serían un recuerdo del doloroso lamento de Apolo. Otras versiones dicen que la AI del jacinto procede de la sangre de Áyax, el héroe de la Ilíada que se suicidó, cuya memoria honra el jacinto (esta última versión entre otros también la trasmite el romano Plinio (en Naturalis Historia 21,66).

En realidad Jacinto era un héroe divino que los espartanos conmemoraban, asociado a Apolo, en sus antiquísimas fiestas Jacintias, fiestas de los jóvenes y la renovación primaveral, y los especialistas en la religión griega creen que se trata en realidad de una divinidad pregriega, que luego es vinculada y asociada al dios Apolo, que matándolo se apoderaría de sus funciones, y que de un modo u otro estaría vinculado ritualmente a la flor.

La palabra griega ὑάκινϑος muestra una aspiración inicial que en origen era una digamma (equivalente a una w o wau), fonema que como inicial siempre se perdió en griego, y que tenemos atestiguada gráficamente. La palabra tiene un origen oscuro y con bastante seguridad es un préstamo dentro del griego de una lengua previa, y puede ser del mismo origen que la palabra latina vaccinium (arándano). Incluso Virgilio, adaptando a Teócrito en cierto fragmento de las Bucólicas, traduce ὑάκινϑος por vaccinium. De hecho el arándano y la flor del jacinto a veces eran confundidos por los romanos por una cosa: ambos se empleaban (sobre todo el arándano) para extraer tinturas vegetales para teñir telas con un color rojizo-violáceo o azul-amoratado, y ambos vocablos designaban también a un color. Así que no es imposible que en realidad la vieja palabra que podría haber dado lugar al doble préstamo, en griego y en latín, en realidad hiciera referencia a un color, y el hecho de que jacinto en griego designara a un color violáceo, no se derivaría de ser el color característico de la flor, sino que es posible que a la inversa, la flor recibiera su nombre por su color.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.