Expresiones: A mí plim

A mí, plim

También se dice “a mí, plin” para indicar que algo te importa un comino y no le das ninguna importancia. Parece que la expresión la popularizaron los sainetes de Carlos Arniches (1866-1943), que en sainetes y comedias de mucho éxito entre la gente común, retrató los ambientes del Madrid popular y de los barrios bajos. La expresión, puesta en boca de chulapas y chulapos venía a decir muchas veces que a alguien no le interesaba un partido amoroso o cualquier otra cuestión, porque ya tenía su propia preferencia. Parece que Arniches estaba parodiando, deformándola ligeramente, una expresión del s. XIX, que se extendió mucho en la época de la Revolución Gloriosa (1868), que derrocó a Isabel II, y en que se destacó la acción del general Prim. Juan Prim fue un brillante general liberal y republicano que a lo largo del s. XIX estuvo implicado en toda una serie de pronunciamientos y acciones militares y políticas, y que murió a consecuencia de un atentado en diciembre de 1870. En torno a la revolución Gloriosa, la gente en sus posicionamientos políticos, decía “A mí, Prim”, para indicar que congeniaba con Prim y no le interesaban las argumentaciones o causas de monárquicos o conservadores, o las líneas políticas de otros generales como Serrano o Topete que también se pronunciaron con Prim, pero no coincidían exactamente o del todo con sus posturas.

-Gracias: Helena


Me contó mi abuelo materno, que moriría allá por 1966 con unos ochenta años, que en su juventud (calculo finales del XIX y principios del XX, él comenzó a fumar en Cuba antes del 1898) había en la Compañía Arrendataria del Monopolio de Tabacos, que distribuía a los estancos españoles, dos labores de tabaco picado para liar cigarrillos que gozaban de gran popularidad. Una se llamaba "Prim", en honor del general demócrata asesinado en 1870, y la otra se llamaba "Canilla". Y que era muy frecuente que cuando se estaba hablando de política y la conversación derivaba hacia terrenos comprometidos siempre había quien salía de la situación con la broma de decir "a mí Prim..." que parecía que se estaba posicionando contra los conservadores de la restauración borbónica pero enseguida añadía "...o, si no, Canilla", con lo que había tomado el pelo al que tal pensara porque en realidad estaba manifestando sus preferencias tabaqueras. Esto debió de ser lo que abocase la frase hecha hacia la deriva semántica de "...en el fondo es que me da lo mismo".

-Gracias: Joaqu1n

Anterior   Expresión 10 de 125     Siguiente

Si conoces otra expresión y quieres que lo publique acá, mándame una .


-