Expresiones: No hay bien que por mal no venga

NO HAY BIEN QUE POR MAL NO VENGA

Sic, es decir, tal cual, y no al contrario, como suele citarse erradamente: "no hay mal que por bien no venga".  El significado del título es que todos los bienes tienen en su origen algún mal, es decir, no hay bien alguno que no provenga de algo negativo.  El proverbio tiene origen en la expresión latina ex malo bonum (de lo malo proviene el bien), que se encuentra en el Sermón LXI de San Agustín.  La confusión que causa frecuentemente la inversión podría deberse a varias causas:

  • "bien" y "mal" son monosílabos fácilmente intercambiables;
  • El proverbio es una subordinada adjetiva con doble negación, lo que dificulta su interpretación (ej. No hay cosa alguna de Teresa que yo no necesite).
  • La pluralidad de valores de la preposición por en español.  Probablemente, los que erróneamente afirman: "no hay mal que por bien no venga", entiendan ese por como sustitución (y no procedencia): algo así como: "no hay mal que no se trueque por un bien".

La expresión de San Agustín ex malo bonum fue escrita en respuesta a la Epístula 87:22 de Séneca que afirmaba: bonum ex malo non fit (el bien no procede del mal).

- Gracias: Rafael Martínez Rubio.

Anterior   Expresión 115 de 183     Siguiente

Si conoces otra expresión y quieres que lo publique acá, mándame una .


-