Etimología de ZAINO

ZAINO

La palabra zaino son dos palabras con dos orígenes distintos.

La que el DLE numera como zaino1 es "traidor, hipócrita" y viene del árabe andalusí zahím que tomó el significado de "desagradable", aunque lo que el árabe fuṣḥà زهم zahim había significado era "pringoso, grasiento" y en el árabe moderno de Oriente se usa más como "maloliente". De la idea andalusí de desagradable se pasó a la castellana de traidor a través del desplazamiento hacia "indigesto" (un alimento) y de ahí a "repugnante" que es lo que se hizo equivalente de hipócrita y traidor.

La que el DLE numera como zaino2 si se refiere a un caballo es el color del pelaje castaño oscuro sin un solo pelo de otro color y si se refiere a un toro es el negro total, sin un solo pelo que no sea negro. Este viene de un árabe andalusí sáḥim, de un árabe fuṣḥà ساحم sāḥim que significa "que es totalmente negro".

Los dos étimos han confluido en zaino, que también se ha ortografiado con tilde zaíno, pero lo más curioso es que además de las dos formas han confluido los significados. Quizá sea que de un toro zaíno se sospecha la traición de un derrote de soslayo que empitone de improviso, porque el color negro dicen que sugiere ruina. Aunque los antiguos que lo explican como una sola palabra el color que relacionan con la traición no es el negro sino el color castaño o marrón.

Así lo explicaban en el siglo XVII:

Covarrubias en 1611 lo había relacionado mezclando en una las dos palabras:

çayno, nombre Arabigo, dizese del cavallo castaño escuro, que no tiene ninguna señal de otra color: argumento de ser traydor, porque el humor adusto no está templado con otro que le corrija; y de allí al que es dissimulado y que trata con doblez llamamos çayno [...][1].

También Minsheu en 1617 hacía de las dos palabras una sola y sacaba un significado del otro:

çayno Arabicum significans equum badij coloris per totum corpus sine alius coloris permistione. Color hic proditoris in homine indicium, hinc dissimulatoris dicimus çayno[2]["zaíno en árabe significa el caballo de color castaño por todo el cuerpo sin mezcla de otro color. Este color es indicio de traidor en el hombre, de ahí que al disimulado lo llamamos zaíno"].

Fuentes:

[1] COVARRUBIAS, Sebastián de. Tesoro de la lengua castellana o española. Madrid, Luis Sánchez, 1611, pág. 262.

[2]MINSHEU, John. Vocabularium Hispanicum Latinum et Anglicum copiossisimum, cum nonnullis vocum millibus locupletatum, ac cum Linguae Hispanica Etymologijs. Londres, Joanum Browne, 1617, pág. 57, 2.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.