Etimología de TRIBUNAL

TRIBUNAL

La palabra tribunal viene del latín, de la forma neutra tribunal, tribunalis de un primitivo adjetivo tribunalis, tribunale (relativo o perteneciente a un tribuno). Un tribunal era una tarima o estrado elevado desde donde hablaban y actuaban los jueces y jurados y también los magistrados políticos, que con el tiempo pasó a designar al lugar destinado para administrar justicia o al propio grupo o equipo de jueces o magistrados que la administraban. Se llama tribunal porque en origen era el estrado en el que se situaba un tribuno (en latín tribunus), para hablar o actuar. Se deriva pues de la palabra tribunus.

Un tribunus era, en el ordenamiento jurídico republicano de Roma, un cargo político de considerable poder, representante del pueblo con derecho a proponer leyes a las asambleas y a poner el veto a leyes propuestas que atentaran contra derechos populares, y otras distintas facultades, como la de asistir a las sesiones del senado y tener voz en ellas. Estos tribunos eran diez, y según épocas llegaron a ser trece. Se les llamaba tribunos de la plebe. En el ejército también hay tribunos (llamados tribunos militares), una especie de comandantes que a su vez se consideraban representantes de los soldados, aunque no los elegían ellos. El ejército romano se componía de grandes unidades llamadas legiones, de unos 5.000 hombres. Cada legión estaba al mando de un legado (especie de general), y por debajo de los legados estaban los tribunos, en número de 6 por legión, que eran mandos intermedios entre el legado y los centuriones y constituían una especie de consejo del legado.

Pero en origen la palabra tribunus designa a un representante de la tribus (tribu), y se deriva de la palabra tribus. Esta palabra designa a una división censal antigua del pueblo romano. Una tribus era un conjunto de gentes, supuestamente vinculadas por origen o por ocupar un mismo territorio, y cada gens era un linaje amplio que abarcaba muchísimas familias. Según la historia y tradición romana, en la época de la fundación de Roma (año 753 a.C.), las gentes fueron 300, distribuidas cada 100 en tres tribus, y fueron tres por tanto las tribus en el origen. Por eso los romanos siempre entendieron que la palabra tribus es un derivado de la raíz tri- del numeral tres, tria (tres), y en general se acepta así aunque algunos etimologistas han tenido alguna vez dudas al respecto.

De la palabra tribus se generaron bastantes derivados en latín, de los cuales conservamos muchos. Además de tribuno y tribunal, tenemos tributo (en origen impuesto atribuido a cada tribu), atribuir (en origen asignar algo a las tribus), atreverse (de tribuere se, asignarse algo a sí mismo), contribuir (aportar algo las tribus en su conjunto) o distribuir (en origen, repartir entre las tribus). Del numeral tres, cuya raíz indoeuropea es *trei- (tres), tenemos infinitos derivados, como tres, trece, treinta, trébede, tercio, terciopelo, triángulo, triple, trivial, triclinio y un largo etcétera.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.