Etimología de SIRÍCIDO

SIRÍCIDO

La palabra sirícido viene del latín científico Siricidae, nombre de una familia de insectos himenópteros sínfitos (suborden Symphyta), que se conocen comúnmente como avispas de la madera (las larvas se alimentan de plantas leñosas). En ambos sexos existe una placa al final del abdomen con la apariencia de una especie de cuerno (por eso también se les llama a veces avispas cola-cuerno), y más abajo, en la hembra se encuentra un largo ovipositor. Todas estas estructuras postabdominales les dan a estas avispas (con algo de imaginación), la apariencia de la cola de un ave, característica que probablemente motivó que recibieran esta denominación.

El género representativo de la familia es Sirex, nombre propuesto por Carlos Linneo en 1761, y en 1840, el entomólogo alemán Gottieb A. W. Herrich-Schäffer (1799-1874), agrega el sufijo de pertenencia -idae, para formar el nombre de la familia (Siricidae).

Sirex, el nombre del género representativo de la familia, proviene del latín tardío (ss. III-IV d.C.) sirena, sirenae, proveniente del acusativo a la griega sirena, del latín clásico Sīrēn, plural Sirēnis, tomado del griego Σειρήν = Seirén, 'sirena'; tal vez un antiguo vocablo del fondo léxico mediterráneo, que llegó al griego, pero de etimología incierta. Las sirenas eran seres de la mitología griega que eran ninfas de mar, con cara de hermosas doncellas, pero cuerpo de ave, que habitaban en algún lugar de la costa sur de Italia (probablemente la isla Anthemoessa), las que con sus dulces y melodiosos cantos cautivaban a los navegantes para después asesinarlos.

Por la morfología de las estructuras postabdominales de estas avispas, es muy probable que Linneo se haya decidido por este nombre (Sirex), al ver que simulaban la cola de ciertas aves, que, como acabamos de explicar, a las sirenas las describían con alas y cola de pájaro.

Como ya lo señalamos al principio, a los sirícidos también se les llama avispas cola-cuerno, en alusión a un órgano alargado (como cuerno), que se proyecta al final del abdomen en ambos sexos, por encima del ovipositor en el caso de las hembras. Por ello, el naturalista y zoólogo francés Étiene Geoffroy (1772-1844), bautiza en 1764, un poco después que Linneo) al género Sirex como Urocerus (del griego ourá, 'cola', como en anuro, oxiuro, dipluro y tisanuro; y keras, kératos, 'cuerno', como en rinoceronte, cermabícido, queratina, gimnocerato, nematocera y braquicera) y años después, en 1817, William Elford Leach (1790-1836), biólogo inglés, propone el nombre Uroceridae, para nombrar a la familia, pero actualmente estas denominaciones se consideran sólo como sinónimos de Sirex y Siricidae.

Las avispas sirícidas son insectos relativamente grandes, pues la mayoría miden entre 25 y 35 mm, usualmente cafesosas o negras. Las larvas barrenan la madera y dañan tanto a bosques caducifolios como a coníferas (Borror / White).

Fuentes:

  • Borror J. Donald / Richard E. White. 1970. A Field Guide to the Insects of America North of Mexico. USA.
  • The Century Dictionary in DjVu. Online. Consultado el 16 de mayo de 2016.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.