Etimología de SALUDO

SALUDO

La palabra saludo la hacemos derivar del verbo saludar y este viene del latín salutare (desear salud, decir salud, hacer a alguien cumplimientos cuando nos encontramos con él, presentar nuestros respetos a alguien, saludar). Saludar también puede decirse en latín "salutem dicere" (decir salud), una expresión muy empleada en las cartas. Y es que el saludo consistía desde antiguo en la expresión de un deseo de salud para una persona. Así en latín para saludar o decir hola a alguien cuando nos encontramos con él, se emplean imperativos de verbos que significan tener salud, fuerza y vigor. Para saludar decimos ave, o bien salve (ten salud), o sus formas plurales si se saluda a varios, avete o salvete (tened salud). Para despedirnos, el equivalente a nuestro adiós es también un imperativo verbal que desea salud, fuerza y vigor, que es la forma del verbo valere, vale (ten salud, sigue bien) o valete (seguid bien de salud). Como sabemos también la gestualidad es importante en los saludos y conservamos buena parte de la gestualidad empleada por los romanos, como por ejemplo agitar la palma extendida. Hay un saludo en cambio muy característico de los romanos, aunque no exclusivo de ellos, que siendo un saludo muy bello y antiguo, pues era un saludo de paz, ha quedado maldito y manchado en tiempos recientes de nuestra historia por el uso que de él hicieron los nazis y otros fascismos. Se trata de alzar la mano derecha hacia el saludado con la palma bien abierta: significaba en origen que el que saluda es amigo y pacífico, y nunca enemigo, que no hay puño agresor o amenazante, ni arma oculta en su diestra. Obviamente después de los acontecimientos del s. XX, pocos se atreverían hoy a saludar de esa manera salvo si no les importa que les tilden de neonazis.

El verbo salutare se deriva de salus, salutis (salud, salvación, integridad), que es la cualidad del salvus (sano y salvo, entero, intacto). De ahí también salud, salubre, insalubre, salvo, salva (disparo de armas de fuego a modo de saludo u honor), salvar. Viene de una raíz indoeuropea *sol- (entero), que también da lugar en latín:

  • Al adjetivo sollus (entero, completo), que conservamos en sus compuestos latinos solícito, solerte (enteramente hábil) y solercia, y solemne.
  • Al adjetivo solidus (sólido), de donde sólido, solidario, sueldo, soldar, soldado, consolidad y saldar.

En griego, como es habitual la raíz indoeuropea *sol- pierde la s inicial y la sustituye por una aspiración, generando el vocablo ὅλος ("entero, todo") cuya raíz tenemos en palabras como holocausto (antiguo sacrificio religioso en que se quemaba la víctima entera) o católico (que quiere decir universal).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.