Etimología de ROMANCE

ROMANCE

Las palabra "romance" viene de "Roma". Cuando Europa estaba controlada por los romanos, los cultos hablaban latín, pero la gente común y corriente hablaban un lenguaje vulgar que era una mezcla del latín de los romanos y del lenguaje autóctono de cada país. De esta mezcla de latín (de Roma) y del idioma de cada país aparecen las lenguas romance como: castellano, italiano, portugués, catalán, francés, rumano, etc.

Según dicen, los hombres nos enamoramos con los ojos y las mujeres por sus oídos. Los mejores poemas de amor vienen de las lenguas romance. De allí las palabras romance (en el sentido de amor) y romántico.


La palabra romance viene del adverbio latino romanice (en romance, en habla de romanos o Roma) y se aplicó a las hablas nacidas del latín vulgar y corriente que hablaban las gentes, una vez deformadas por unos siglos de incultura y analfabetismo tras la caída del Imperio Romano, que proporcionaba escuelas públicas y administración común en todos los aspectos.

No es cierto que la gente normal, sencilla y corriente del Imperio romano hablara una mezcla de latín y otras lenguas autóctonas (estas lenguas autóctonas previas se perdieron del todo ante el latín, salvo escasísimas excepciones). Hablaban simplemente latín pero con las mismas diferencias entre sus hablas que hoy podríamos observar en una lengua mayoritaria como hoy el español. No me digan ustedes que hoy habla igual un académico de la lengua que un campesino canario (por poner un ejemplo). Y además comparen ustedes un campesino canario con otro de Honduras o con otro de Aragón en España y verán ustedes las enormes diferencias, porque están los localismos y miles de cosas. Y resulta que todos están hablando español y todos se entienden bien pese a todo. Eso es exactamente lo que pasaba en el muy extenso Imperio Romano, y está muy bien estudiado. Pero bastaron tres siglos de aislamiento y analfabetismo, sin el elemento regulador de una escuela común para que cada comunidad aislada deformara su habla a su manera y así nacieron las lenguas romances, que básicamente son latín deformado y corrompido (aunque en su larga vida hayan tenido algunos préstamos de otras lenguas por avatares históricos). En definitiva lo que ocurrió es que habitantes de cualquier punto del Imperio romano que hablaban latín se entendían perfectamente entre sí sin problema alguno en el año 500 d.C., pese a los diferentes acentos locales. En cambio en el año 800 d.C. ya sabemos que los distintos romances no eran capaces de entenderse entre sí. De ahí la importancia de la reglamentación y el aprendizaje de lo medianamente correcto y normalizado si se quiere preservar la vida y funcionalidad de una lengua, evitando que se corrompa y se atomicen por entero sus hablas.

En cuanto al otro valor de romance, se debe principalmente a que así se denominaron algunas de las primeras composiciones poéticas que se escribieron en las nuevas lenguas (en versos octosílabos), que primero fueron épicas y luego también líricas (de tema amoroso y cortés), compuestas por juglares y trovadores. En algunas lenguas como el francés el vocablo pasó después a designar a la novela cuando esta nació (roman). Como todos los amores literarios son bellos, novelescos e idealistas, de ahí pasó a definirse como "romántico" a todo amor lleno de tintes literarios.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.