Etimología de RIBOFLAVINA

RIBOFLAVINA

La palabra riboflavina viene de rib-, elemento tomado de manera arbitraria y convencional del nombre de una azúcar, la ribosa, y del vocablo latino, flavum, con el significado de 'rubio, claro, amarillo-oro', más -ina, sufijo muy utilizado para dar nombre a sustancias, como: aspirina, estricnina, penicilina, bromelina, anilina, etc.; literalmente, "compuesto conteniendo ribosa, de aspecto o color amarillo". También se le conoce como vitamina B2.

Pues bien, resulta que hacia 1840, se aisló un carbohidrato de la goma arábiga, que por derivar de este producto, se le denominó arabina. Unos diez años después, en 1850, se obtuvo de la arabina, un azúcar que se bautizó como arabinosa. En 1891, se extrajo de la arabinosa, una azúcar de cinco carbonos (pentosa), a la que, por el mismo motivo de su origen se le dio el nombre de ribosa (rib- tres letras de arabinosa y -osa, sufijo utilizado para dar nombre a los azúcares como sacarosa, fructosa, levulosa, lactosa y glucosa), un importante compuesto que forma parte en la constitución del ácido ribonucleico (ARN), los ribosomas, los genes, los virus, las mitocondrias, el ácido desoxirribonucleico (ADN) y otros nucleótidos de gran importancia celular. Finalmente, en 1933, se aisló un nutriente esencial (en este caso, una vitamina), hidrosoluble y de aspecto amarillento, muy abundante en el suero de leche, la clara del huevo, queso, carne, vísceras y verduras, al que se le llamó riboflavina o vitamina B2; para crear el nombre, se seleccionaron de manera arbitraria las tres letras, 'rib' de ribosa debido a que el ribitol, forma reducida de la ribosa, es parte de su estructura; la voz latina flavus, por poseer flavinas o biocromos, grupo de pigmentos amarillos fluorescentes, ampliamente distribuidos en tejidos vegetales y animales; añadiendo el sufijo -ina para designar que se trata de una sustancia determinada. Así se acuñó riboflavina: rib-, de ribosa; flavus, por su aspecto amarillento; más -ina, por tratarse de una sustancia.

Flavus, se asocia a la raíz indoeuropea *bhel-, 'brillar', de donde deriva el vocablo germano blau, 'azul', y la antigua palabra inglesa blaewen, que después evolucionó hacia blue, 'azul'. Los nombres propios Flavio y Flavia, significan rubio; flavina, flavonol, flavopurina y flavona, derivan de la misma raíz.

La riboflavina, con funciones metabólicas muy importantes en todos los animales, tenemos que obtenerla de las fuentes antes citadas, ya que solamente la pueden sintetizar las plantas, bacterias y levaduras. El químico suizo Paul Karrer (1889-1971), llamó a esta vitamina lactoflavin en alemán (del latín lactis, genitivo de lac, 'leche'; lactoflavina en castellano), pues la encontró en el suero de la leche, al que le confiere el color amarillento característico. El pediatra y lactólogo estadounidense de origen húngaro, Paul Gyӧrgy (1893-1976), la denominó ovoflavin en alemán (del latín ovum, 'huevo'; ovoflavina en español), debido a que descubrió su presencia en la clara del huevo; Gyӧrgy, entre 1927 y 1933, trabajó en la Universidad de Heidelberg en Alemania con el profesor Richard Khun y con el doctor Th. Wagner-Jauregy, para aislar la riboflavina en 1933. Quizás estos tres investigadores al final le dieron el nombre de riboflavina (riboflavin en alemán) ya que al aislarla en forma pura, debieron haber advertido su color amarillento.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.