Etimología de RETRUÉCANO

RETRUÉCANO

El retruécano es una figura retórica que consiste en la inversión de los vocablos o términos de una frase en otra que le sigue, para que el sentido de la última forme un contraste o una antítesis con la primera. Por ejemplo: "Da bienes Fortuna que no están escritos, cuando pitos, flautas; cuando flautas, pitos." En la retórica clásica, griega y romana, esta estructura se consideraba una variante de lo que se llamaba quiasmo (=estructura cruzada).

La palabra aparece ya atestiguada en castellano en el s. XV y se ha formado en la lengua romance a partir del prefijo latino re- (reiteración, de nuevo, hacia atrás), la raíz del verbo trocar (cambiar, mudar), que presenta una o que cuando recibe el acento diptonga en -ue-, y un sufijo de relación -ano.

El verbo trocar tiene una etimología discutida, pero son dos las únicas posibilidades serias consideradas por los lingüistas:

  1. Que nos viene del francés troquer, forma que primitivamente fue troquier y que también aparece en francés medieval con la forma torquer. Hay que decir que en latín medieval existe trocare con el valor de permutar, cambiar (ver Du Cange), sin que podamos saber a ciencia si esa forma latina da lugar a la francesa, o si más bien se trata de una traslación al latín de la forma francesa. Hay quien defiende también un origen onomatopéyico para esa forma francesa, pero una posibilidad para un origen latino sería que troquer o troquier fueran simplemente unas variantes con metátesis de r, fenómeno muy frecuente, y que la forma etimológicamente correcta fuera la atestiguada torquer, que podría tener un origen latino directo en el verbo del latín torquere. Este verbo propiamente significa retorcer y tiene la misma raíz indoeuropea que encontramos en palabras como retorta, tuerto, tornillo y torniquete, pero también tiene el valor de hacer girar, dar la vuelta a algo, y por tanto mudar su cara o mostrar el otro lado. Fácilmente se acoplaría a la idea de hacer un cambio.
  2. Que nos viene del catalán trucar, hipótesis nada desdeñable, pues trucar en catalán no es sólo golpear, es hacer un truc, y eso en catalán, fer un truc, significa tanto cerrar un trato como hacer un malabarismo en juegos de naipes o en juegos de magia, por el que uno cambia una cosa por otra (la palabra truco tiene el mismo origen). Suele darse en catalán mayoritariamente un origen onomatopéyico para este vocablo, pues parece claro que procede del provenzal truc, en origen onomatopeya de golpe, pero también en sentido figurado "golpe de la fortuna", azar y mudanza (este vocablo parece que da lugar también a las voces italianas trucco y truccare). En cualquier caso, incluso por esa vía, tampoco es imposible una relación con el verbo latino torquere en el sentido de hacer girar, dar la vuelta o mostrar otra cara de algo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.