Etimología de RAZA

RAZA

Hay varias versiones sobre del origen de la palabra raza:

  1. Una dicen que viene del latín radius (rayo, en relación a la línea hereditaria).
  2. Otra que viene del latín radix, de donde tenemos también la palabra raíz.
  3. Se ha propuesto que viene ratio (valor relativo, usado en la clasificación de animales). De ratio de tenemos razón y ración.
  4. Se ha propuesto que viene de una aféresis del latín generatio "creación, reproducción", de donde tenemos nuestra palabra generación.
  5. También hay unos que dicen que podría venir del árabe رأس (ra's = cabeza u origen).


Además de las cinco que menciona Valentín arriba, hay otra sugerencia etimológica para explicar los cognados port. y cat. raça, esp. raza, it. razza, francés race y las demás lenguas a las que esta palabra se la ha redistribuído el francés. Es una propuesta que tiene mucho predicamento en Italia y que parece estar bastante bien fundada.

Parece ser que en todos los idiomas procede del italiano y estaba referido el término a la crianza de los caballos. La expresión 'razza di cavalli', que equivaldría a "raza de caballos", se había sacado en italiano de una palabra del francés antiguo, haraz, que en italiano habría sufrido una aglutinación del artículo *l'(h)arazz y luego una falsa escansión que habría desgajado el artículo llevándose la a- inicial, la razz(a), de modo que la palabra, al parecer que estaba determinada con el artículo femenino la, adquirió inmediatamente el género femenino. Así es como lo explica el Treccani.

Ahora bien ¿de dónde sale y qué significa ese francés antiguo haraz? En francés moderno se ortografía haras y significa el acaballadero o centro de remonta donde se juntaba garañones y yeguas para la cría caballar con destino al ejército. También se usaban asnos para la obtención de mulos y mulas. Y en francés haras era un derivado de la lengua antigua escandinava donde hârr había significado 'gris' o 'grisáceo' porque en aquel tiempo, alta edad media, la capa de los caballos solía tener predominante ese color.

De haraz habrían surgido, también, en dialectos italianos, términos relacionados con la cría de animales, como el verbo napolitano arrazzà, 'reproducir, criar, cuidar'.

Por eso la palabra raza desde el principio estaba referida a los caballos, a su cría y manipulación genética, y la expresión "de buena (o mala) raza" venía a ser como si dijéramos "de buena (o mala) cuadra". Se empleó luego para canes u otros animales para los que la selección genética era interesante. Y por eso cuando se empezó a emplear referido a los seres humanos se hizo como despectivo, como palabra llevada a mala parte, haciéndola sinónimo de palabras del tipo de jaez, ralea, calaña, estofa, con las que se hacía referencia a la condición de las personas, generalmente para denigrarlas. Esto se ve claro cuando dice Covarrubias en 1611 "Raza: La casta de cavallos castizos, a los quales señalan con hierro para que sean conocidos", pero luego añade "Raza en los linages se toma en mala parte, como tener alguna raza de Moro o Judío".

A partir de aquí viene su uso en América para subrayar la diferencia del europeo dominante con el indio o el negro dominados, no solo en español, también en portugués, francés, inglés y holandés. Y luego vino su consagración en el lenguaje de los naturalistas del siglo XVIII que crearon el concepto, hoy obsoleto, de las "razas" humanas.

- Gracias: Joaqu1n


Información complementaria del autor de este sitio

Mi amigo Joaquín me explicó que no hay razas entre los humanos. Que es un concepto falso y que sustentar este concepto es racista. Las diferencias que pueda haber entre un ser humano (Homo sapiens L. subsp. sapiens L.) de poca melanina ("blanco") y otro de mucha ("negro") no son más relevantes taxonómicamente que las que pueda haber entre uno narigón y otro chato. Si no hay ninguna raza de los chatos ni otra de los narigudos ¿por qué habríamos de obstinarnos en suponer que hay una raza de los negros y otra de los blancos?.

Estoy de acuerdo que biológicamente no existen razas, en el sentido de que una característica (Por ejemplo: color de la piel o el tamaño de la oreja) sea indicación de otra característica (fuerza física o inteligencia). Hay mucha variedad entre personas con las mismas apariencia física, incluso entre miembros de una misma familia (¿quién no tiene un tío medio loco? u ¿otro super fortachón?).

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) siempre ha considerado "raza" como una mala palabra. En su primer diccionario de 1737 nos dice: "Casta o calidad del origen o linaje. Hablando de los hombres, se toma muy regularmente en mala parte." y nos da el siguiente ejemplo, de cómo esta palabra es muy insultadora: Definición de la Orden de Calatrava. tit. 6. cap. 1. Ordenamos y mandamos que ninguna persona, de cualquiera calidad y condición que fuere, sea recibida a la dicha Orden, ni se de el Hábito, sino fuere Hijodalgo, al fuero de España, de partes de padre y madre y de abuelos de entre ambas partes, y de legitimo matrimonio nacido, y que no le toque raza de Judío, Moro, Hereje, ni Villano. Esto nos explica porque mi amigo Joaquín opina que la palabra en sí es un concepto racista.

Nótese que el texto de la Orden de Calatrava, seguramente seguido durante la Inquisición Española, relaciona raza con religión (Judío), interpretación de la religión (Hereje), e incluso a los que viven en las villas (Villano). No fue hasta 1869 que el DRAE añade: Raza Amarilla - Una de las divisiones del género humano, por el color: es la mogólica, a la cual pertenecen los pueblos del norte de Asia. En 1884 extiende la definición, a: Denomínense blanca, amarilla, cobriza, oscura o morena y negra. La cual mantiene hasta 1992, pero borra en la presente. Así que "raza" no siempre ha sido una indicación biológica.

Viviendo en los Estados Unidos me cuesta pensar que no existe el concepto de raza. Aquí raza es una definición política. Los seres humanos somos propensos a unirnos con otros humanos con los que tenemos algo en común (idioma, religión, profesión, deporte, etc...), y así creamos grupos sociales con los cuales nos identificamos (ver: identidad). Así, en las ciudades metropolitanas se forman barrios donde la mayoría de las personas son latinos, otros donde la mayoría son chinos, otros de japoneses, etc. El concepto de raza no es sólo aceptado, sino que cada persona declara su raza en el censo. Es interesante, puesto que los latinos nos identificamos más por nuestro idioma que el color de la piel. Así el censo separa las ideas de 1) raza y 2) origen hispano. (Ver sitio oficial).

Este año, 2008, es un año electoral en EEUU, donde se va elegir el nuevo presidente. Cada día salen referencias a las razas, que si Barack Obama no es lo suficientemente negro (y no va poder lograr el voto de los negros) o demasiado negro (y no va poder lograr el voto de los blancos)... Como si la gente votara sólo por el color de la piel del candidato. Por otro lado, salen estadísticas donde se "comprueba" que la mayoría de los "hispanos" votan por Hillary Clinton, mientras que los negros votan por Barack Obama. Pero en realidad, no creo en encuestas de opiniones por razas. Creo que son igual de relevantes que hacerlas por personas que llevan zapatos rojos (ver: espurio).

Otra razón por la cual el concepto de raza en sentido biológico no existe, es que los humanos, al igual que nos gusta juntarnos con otros con los cuales tenemos algo en común, también nos encanta la variedad y a veces nos enamoramos de alguien completamente diferente. Así que no hay razas puras. Cada uno de nosotros tenemos una gran variedad genética. Claro que esto no previene a las personas a inventar "razas" o "castas" nuevas. Como nos cuenta don Maximiliano en su entrada de chombo ... La historia del mestizaje en México (parece que también en India) está prolijamente descrita para los siglos del XVI al XIX. En esa historia se describen las llamadas castas, que son cruces raciales muy variados:

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.