**

Etimología de PROLAPSO

-
-

PROLAPSO

La palabra prolapso viene del latín prolapsus (deslizamiento o caída hacia adelante), nombre de acción derivado de prolabi, verbo compuesto de pro- (hacia adelante) y el verbo labi (deslizarse, caer, tropezar), de cuya raíz se derivan también palabras como lapso, lábil, lava o colapso. El verbo se vincula a una raíz indoeuropea identificada como *leb- (colgar sobre algo, deslizarse sobre algo).

Prolapso es sobre todo un término médico que designa el desplazamiento hacia adelante y hacia abajo (o caída y deslizamiento parcial) de algún órgano. Y se usa especialmente en ginecología para referirse al prolapso uterino, o en urología para referirse al prolapso vesical o cistocele. Estos prolapsos muchas veces se dan asociados. La causa directa del prolapso uterino, que frecuentemente arrastra el prolapso de la vejiga urinaria, es el exceso de embarazos en las mujeres. En efecto la dilatación y sobrepeso del útero en el embarazo y sobre todo la enorme distensión en músculos y ligamentos que sujetan el útero en el proceso del parto, debilitan y distienden estos músculos y ligamentos, cuya recuperación tras cada parto es sólo parcial. Si los embarazos y partos se repiten mucho, este efecto es acumulativo y se produce sistemáticamente prolapso uterino, que arrastra con el tiempo por vecindad muchas veces, también a la vejiga urinaria. El útero se desploma parcialmente y las consecuencias más patológicas se revelarán con la edad. La menopausia contribuye a aflojar algo esos músculos y ligamentos, con lo que el prolapso preexistente puede empezar a dar problemas, y es más que nada a edades más avanzadas, sexagenarias, septuagenarias u octogenarias, cuando el aumento en la distensión de los tejidos por edad, hace manifestarse este problema con sintomatologías fuertes. El útero cae sobre la vagina y se invagina con severas molestias, y en casos extremos puede llegar a aflorar por la entrada de la vagina. El posible prolapso vesical (la vejiga urinaria es arrastrada y presionada) provoca escasa retención, pérdidas pequeñas de orina y molestias al orinar. Todo esto puede conllevar la necesidad de intervenciones quirúrgicas, bien para recolocar ese útero o bien para extirparlo, cosa indeseable pues el útero es un órgano con sus funciones y necesarias secreciones a cualquier edad.

La única prevención efectiva contra todo esto es una adecuada educación sexual y reproductiva que evite la sobreexplotación de las posibilidades del cuerpo de la mujer, pues es un hecho demostrado que:

  • Las mujeres que no han tenido hijos no sufren jamás prolapso uterino, a no ser por causas traumáticas graves o enfermedades bien identificadas que provoquen un desprendimiento de útero.
  • El prolapso uterino es de una incidencia reducida y escasa en mujeres hasta con 2 ó 3 hijos habidos, es decir, con un número moderado y razonable de embarazos.
  • El prolapso uterino es un hecho casi sistemático en mujeres multíparas, que además presentan los más altos grados de descalcificación ósea y otros deterioros que merman su salud y reducen incluso su vida.
Hay que hacer notar que además de la escasez de medidas anticonceptivas en medios y países muy subdesarrollados, en otras condiciones ideologías dominantes, como afanes por tener enorme descendencia los varones, o ideologías religiosas ultraístas que condenan casi todo medio contraceptivo, determinan que aún se produzca enormemente en el mundo una sobreexplotación reproductiva del cuerpo femenino, de consecuencias absolutamente negativas en más de un aspecto. Muchos argumentan para justificarlo que se trata de "dejar actuar a la naturaleza". Si es así, parece que la naturaleza nos destinó a vivir una treintena de años, y que alcanzados estos todo individuo había perdido hasta su dentición por desgaste y alcanzaba en breve la muerte por desnutrición. Si no rechazamos los avances técnicos que procuran que no debamos desgarrar la carne cruda y triturar raíces con nuestros dientes, y aceptamos los blandos alimentos cocinados y elaborados por la civilización, si no nos arriesgamos a ser atacados por una fiera cazándola medio desnudos para alimentarnos, si no rechazamos las pastillas contra la hipertensión (causante directa o indirecta de muchas muertes) que de hecho prolongan la vida en personas de edad, etc., no se entiende por qué tantas mujeres en el mundo deben estar sometidas a un ritmo reproductivo propio del paleolítico inferior, o a veces mayor. Y digo mayor porque parece que en el paleolítico las crías humanas mamaban hasta los cuatro años (la lactancia es un contraceptivo natural), pero hoy en cualquier medio y sociedad humana, incluso en las muy subdesarrolladas, siempre se los desteta antes.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P

Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 10.035) añadidas al diccionario:
Pegaso   tanque   escabel   collazo   aullar   collado   pezuña   jerigonza   Cleopatra   pavía  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
interioridad   frágil   cibernética   puta   libélula   hipófisis   odonato   Nicomedes   ablepsia   mácula  
Último cambio: Lunes, Diciembre 22 14:53 MST 2014