Etimología de PIÑÓN

PIÑÓN

Hay tres palabras piñón de diferente origen y significado.

La primera se refiere a las semillas del pino, comestibles según la variedad de pino y muy apreciadas. Esta palabra se derivaría de piña, el nombre del fruto leñoso, que procede del latín pinea (piña, fruto del pino), vocablo a su vez derivado de pinus (pino, también antorcha untada de resina y árbol resinoso), palabra que tiene algunos posibles paralelos indoeuropeos pero cuya raíz no está muy clara. Aunque el DRAE hace derivar la palabra piñón ya en lengua romance a partir de piña, es posible que la palabra piñón remonte directamente a una forma vulgar latina, pues en latín existe pineum, usado algunas veces para referirse al piñón.

La segunda palabra piñón se refiere a las plumas pequeñas de las alas de los halcones. Esta es un derivado del latín pinna (pluma, ala). Hay dos formas de este vocablo en latín que parecen variantes dialectales de la misma palabra: penna y pinna. Este vocablo se vincula con una raíz indoeuropea *pet- (precipitarse, volar), que se presenta también en latín en el verbo petere (dirigirse a, buscar, pedir, en ocasiones atacar), y que nos da derivados como apetecer, competir, ímpetu, etc.

La tercera palabra piñón es quizá la más controvertida. Designa a una rueda dentada de cualquier engranaje que engrana con otra de mayor tamaño, y está claro que es un préstamo del francés pignon, pero la cuestión es el origen de este vocablo francés. Para Corominas vendría de una forma vulgar latina *pinnio, pinnionis, con el sentido de rueda dentada, forma que también sería un derivado de pinna, que aparte de pluma y ala acaba asumiendo en latín el valor de elemento elevado o saliente, puntiagudo, y haría referencia a los dientes salientes de la rueda. Algunos diccionarios como el indoeuropeo de Roberts-Pastor recogen la propuesta de Corominas. Sin embargo no es esta la versión que da el francés CNRTL (ver pignon 3), y que parece más fundada y verosímil. Se documenta que la palabra francesa aparece como pignon desde el s. XV, pero antes, a lo largo del s. XIV, tenía las formas paingnon (rueda dentada pequeña y engranaje de molino) y paignon (a fines del XIV, en mecanismos de relojes mecánicos). Y se trataría de un derivado de peigne (peine). La palabra peigne procede del latín pecten, pectinis (peine, carda), que en latín no sólo designa a peines para el cabello, peines de telar y cardas, sino a cualquier objeto que pueda engranarse intercaladamente como hace el peine, como por ejemplo a la posición de las manos cuando las cruzamos intercalando los dedos, y hasta al vello púbico. Pecten se deriva de un verbo pectere (peinar, cardar lana) y un vocablo pexus (lanudo, peludo), y quizá se relaciona con pectus, pectoris (pecho, en origen posiblemente la parte velluda del tórax del varón), que nos da pectoral, expectorar y pecho.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.