Etimología de NOSTRÁTICO

NOSTRÁTICO

El vocablo nostrático designa a una muy hipotética lengua común de la mayoría de las familias lingüísticas conocidas, conocida también como protonostrático. La voz fue acuñada por el iniciador de la teoría del nostrático, el lingüista danés Holger Pedersen (1867-1953), quien en 1903 llamó a la mayoría de las lenguas conocidas, al menos euroasiáticas y africanas, con el término del latín nostrates (nuestras, de casa, de la familia, compatriotas), del latín nostras, nostrātis, voz latina que ya empleó ampliamente Cicerón para referirse a lo de nuestro país, de nuestros compatriotas, de los nuestros. Es un derivado con sufijo -a(t)s /-atis del posesivo nŏster, nŏstra, nŏstrum (nuestro), formado con la misma raíz que el pronombre personal nōs (nosotros) y un sufijo contrastivo -ter. El pronombre latino nōs (nosotros) se vincula a una raíz indoeuropea *nes-2 (nosotros), presente en muchas lenguas indoeuropeas.

A partir de nostrates, con sufijo -ico de relación, se forma nostrático, que designa tanto a la teoría como a la protolengua común a todas las lenguas nostrates o nuestras.

Hasta nuestros días se han dado diversas versiones de la teoría del nostrático, muy poco demostrable pero que fue muy querida, por ejemplo, para la escuela lingüística rusa, desde las más limitadas a las más amplias o ambiciosas. Desde considerar por ejemplo un origen común para las lenguas indoeuropeas, urálicas, altaicas y afroasiáticas (semito-camíticas), que sería este nostrático, hasta visiones más amplias y que engloban más familias. Estas hipótesis se basaban en un comparativismo de formas, como en la familia indoeuropea. Pero las formas que admitían una posible comparación y semejanza formal han sido siempre tan escasas que no sirven para demostrar nada.

Realmente hoy la teoría está ampliamente superada y lo que hay son propuestas de tipologías lingüisticas que también contemplan un lógico origen común (si la humanidad tiene un origen común, necesariamente han de tenerlo sus lenguas), no tan comprobable por comparativismo léxico o de formas, como por consideraciones estructurales. Una de estas tipologías con aspiraciones cronológicas, y bastante ambiciosa, es la de Joseph Grrenberg que considera una lengua común del Paleolítico final que dio lugar a siete niveles evolutivos o de ramificación sucesiva: 1) El de los protosapiens 2) El representado por las lenguas de los hhoisan o bosquimanos, pigmeos, congo-saharianos y un grupo no africano o salido de África. 3) El diversificado de estos no africanos en Indo-pacíficos y Eurasianos. 4) El de los Eurasianos divididos en Aústricos, Deno-Caucasianos y Eurasio-americanos. 5) El de los Eurasio-americanos divididos en Afroasiáticos, Dravídicos, Kartvelianos, Eurasiáticos y Amerindios. 6) El de los Eurasiáticos divididos en Indohititas, Urálicos, Altaicos, Tchouktchi-kamtchatkianos y Esquimoaleutianos. 7) El de la rama Indohitita dividida en Anatólicos y No-Anatólicos (= Indoeuropeos).

Como se comprenderá, todo esto es muy especulativo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.