Etimología de NARCISISMO

NARCISISMO

El vocablo narcisismo, aunque es usado esporádicamente desde principios del s. XIX para referirse a una vanidad excesiva, es acuñado como término técnico de la psicología y psiquiatría por la escuela freudiana a fines del s. XIX en alemán, con la forma Narcissismus. La palabra emplea el sufijo -ismo (doctrina, creencia, y en el lenguaje médico a veces patología), sobre el vocablo latino narcissus, préstamo del griego νάρκισσος ("nárkissos"), nombre de la planta y flor llamada narciso, que es un préstamo en el griego de origen desconocido (ver narciso). Pero también es el nombre de un conocido personaje mitológico.

El narcisismo en general sería una exagerada autocomplacencia en las propias cualidades y la imagen propia ante los demás, que oculta una baja autoestima. La escuela psicoanalítica distingue entre un narcisismo primario, propio del natural egocentrismo infantil, que sería un complejo primario o natural del ser humano, y un narcisismo secundario, que sería propio de alteraciones psíquicas del adulto y de carácter patológico, y que define como una catexis libidinal del yo, tomado como objeto, por la pulsión sexual, una retirada del yo de los objetos de interés externos de la libido para replegarse en uno mismo.

El haber tomado a Narciso como referencia de tales tendencias se debe a la excepcional historia amorosa del joven Narciso, bellamente relatada en el s. I a.C. por el poeta romano Ovidio (Metamorfosis, III, 342 y ss). El bellísimo adolescente, después de haber rechazado a la ninfa Eco que se consumió por su causa y de la que sólo quedó la voz, así como a una innumerable caterva de pretendientes de ambos sexos, sufre el castigo de Némesis, la diosa de la venganza, que atiende a los ruegos de un pretendiente rechazado. Fatigado por la caza en un día de verano, Narciso llega a un lugar idílico donde una fuente purísima remansa sus aguas límpidas como el cristal entre la frescura y frondosos árboles, y se dispone a beber. La magnífica descripción poética de ese lugar que hace Ovidio es la que dio lugar al tópico literario del locus amoenus (lugar idílico, marco de un enamoramiento) imitado por toda la literatura occidental posterior. Narciso va a beber y ve su propia imagen reflejada de la que se enamora en el acto: si pretende asirla su imagen se borra con la turbación de las aguas, y así acaba quedándose inmóvil en la contemplación de su propia imagen y acaba muriendo de inanición a la orilla del agua y comprendiendo, sólo un instante antes de morir, que ha sido engañado por la imagen propia y un simple reflejo. Los dioses, una vez muerto, transforman su cuerpo en una flor única, destinada a renacer cada primavera a la orilla de las aguas y mirando a ellas, y a morir cada primavera sin dar fruto aparente.

Y este fue el bello modelo literario que inspira el vocablo narcisismo.

Metamorfosis de Narciso de Salvador Dali

Metamorfosis de Narciso. Salvador Dalí. 1936-37. Tate Gallery de Londres.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.