Etimología de MUJER

MUJER

La palabra mujer se rastrea hasta el latín mulier, de molleris, aguado o blandengue, de donde también "molusco", "mullir" y "mojar" vienen. Mulier, mujer, aguada o blandengue, evidenciando así la no equidad de género, más aun la visión sobre las mujeres desde la historia.

- Gracias: Juan Baez


Mulier 'mujer' es una palabra latina de origen desconocido y sin raíces indoeuropeas, a diferencia de femina 'hembra' voz indoeuropea ampliamente relacionada con felix, fecundus, filius, etc. La hipótesis que la relaciona con mollis 'blanda' es ya muy antigua, una etimología popular sin base lingüística y sobrada de prejuicios. En efecto decía antiguamente Festus que el nombre de mulier viene de mollitie 'blandura' a través de mollier 'más blanda'. En realidad lo único cierto es que el nombre antiguo de mulier fue *mulies cambiándose la /s/ en /r/ por los rotacismos habituales en latín.

- Gracias: Pedro Menoyo Bárcena


Pokorny vincula mulier con una raíz indoeuropea *mel (moler), la misma que vemos en: majadero, moler, molino, etc.
Lo que afirma Pokorny (asociar esta raíz a *mel-1, moler), así como la asociación con otra raíz indoeuropea *mel-2 (suave, blando, que da molla, molusco y molicie) se basa en etimologías populares que ya hicieron los antiguos romanos inventando una hipotética forma originaria mollier, romanos que desconocían el auténtico origen de mulier. Este nombre parece una innovación latina de origen desconocido y así lo afirman prudentemente Ernout y Meillet.

- Gracias: Helena


De acuerdo al mito taíno, los primeros seres humanos fueron hombres (como lo narra el libro del Génesis). Curiosa e inquietante coincidencia. Cierto día vieron cómo caían de los árboles unos seres extraños, nunca antes vistos ¿Acaso eran mujeres? Pero no tenían partes sexuales. Los hombres sospecharon que eran mujeres que tanto necesitaban; de manera que decidieron tomarlas y atarles unos pájaros carpinteros a sus cuerpos. Las aves las confundieron con árboles y de tanto picarlas, les hicieron agujeros. Fue así que nacieron los órganos genitales femeninos y las primeras mujeres... y en adelante ¡La gran vida! Sin lugar a dudas, un producto genial de la imaginación primitva:

Narración basada en:

  • Wilkinson Philip. 2009. Mitos y Leyendas. p. 307. Londres. Consultado el 30 de septiembre de 2018.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.