Etimología de MICROTOMO

MICROTOMO

La palabra microtomo es un neologismo moderno que designa a un instrumento para efectuar cortes de alta precisión en objetos o sustancias que supongan una parte muy pequeña para poder ser observados en un microscopio. Se compone de la raíz del adjetivo griego μικρός (mikrós, "pequeño") y de la raíz de τομός (cortante) vinculada al sustantivo τόμος (corte), nombre de efecto del verbo τεμνεῖν (temnein, "cortar"). Es pues el instrumento cortante de lo pequeño.

El elemento radical micro- lo encontramos la mayoría de las veces en primera posición en vocablos de origen griego para indicar lo pequeño, como microbio, microscopio, microcefalia, etc.

En cuanto a la raíz de τόμος (corte), y del verbo τεμνεῖν ( "cortar") la encontramos en vocablos de origen griego o neologismos construidos a partir del griego, como témenos, tmesis, átomo, anatomía, entomología, dicotomía, enterectomía, osteotomía, histerectomía, mastectomía, etc. Es muy notoria la terminación -tomía en los nombres de operaciones quirúrgicas que suponen un corte y en muchos casos extirpación de parte de un órgano cortado, frente a los nombres de operaciones acabados en -plastia (como rinoplastia o queratoplastia), que suponen una intervención que modifica la forma de un órgano. Se vincula a una raíz indoeuropea *tem- (cortar).

Esta raíz nos muestra además el residuo de un fenómeno de ámbito indoeuropeo bien visible en muchas raíces griegas: la alternancia vocálica radical. Las raíces indoeuropeas eran sobre todo un grupo consonántico que podía vocalizar con cualquiera de las dos vocales auténticas indoeuropeas originarias la o o la e. Las raíces indoeuropeas funcionaban, bien en grado cero (sin vocal intermedia) o bien en grado vocálico pleno alternante o/e, siendo preferente el grado e cuando la raíz funciona como radical verbal, y preferente el grado o cuando la raíz funciona como raíz de nombres. Así tenemos el verbo τεμνεῖν, con raíz tem- y el nombre τόμος, con raíz tom- y palabras derivadas como témenos y átomo, que conservan esa distinción. Incluso tenemos una palabra como tmesis con la raíz sin vocal (grado vocálico cero).

La raíz *tem- también produjo vocablos en latín, en que asimismo es visible la alternancia indoeuropea e/o, como en templo (de templum) y tonsura (de tondere, cortar el pelo, barba, lana, etc.).

Este procedimiento indoeuropeo creador de categorías morfológicas se observa en distintos radicales griegos y sus palabras derivadas como periferia, frente a fósforo o semáforo, que contienen la misma raíz. Pero también es visible en latín y sus derivados, donde lo tenemos en numerosas raíces como celare (ocultar, con grado e), de donde célula, pero en cambio color (pigmento que cubre u oculta, con grado o), o clandestino (oculto, con raíz en grado cero), preces frente a procaz, etc. No se trata de apofonías radicales, sino de antiguas alternancias indoeuropeas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.