Etimología de MEDIEVO

MEDIEVO

La palabra medievo también medioevo es el nombre que los historiadores y humanistas del Renacimiento o Edad Moderna dieron a la Edad Media, considerando particularmente la historia de Europa. El medievo puede definirse como el largo intervalo de tiempo o periodo de la historia de Europa que comprende desde el colapso del Imperio romano (s. V d.C.) al Renacimiento, cuyo origen es variablemente interpretado o determinado entre los siglos XIII, XIV, XV según la región europea y otros factores diversos. Por lo tanto, el medievo tuvo una duración de entre 800 a 1000 años.

Al medievo primero lo llamaron en el s. XVI media tempora (media, del latín medius, 'medio', 'intermedio' y tempora, que es el plural de tempus, que significa 'tiempo', 'intervalo'; por lo tanto media tempora podemos traducirlo como "tiempos medios o intermedios". Ya en el siglo XVII lo nombraron medium aevum, del latín medius, 'medio', 'intermedio', 'central', más aevum ('eternidad', 'duración de la vida', 'época', 'edad', 'tiempo', etc.), de donde proceden en español palabras como longevo, eternidad, eterno, sempiterno, eternamente. Entonces medium aevum (medioevo, medievo) se interpreta como "época o edad media o intermedia".

Aevum procede a su vez de una voz latina más antigua, aevus, (tiempo, edad) términos asociados a la raíz indoeuropea *aiwi- (eternidad, larga vida, energía vital); mientras que medius se vincula a la raíz *medhi- (medio). De aevum también deriva la palabra 'evo', que en religión o teología significa 'duración de las cosas eternas' y en poesía, 'duración del tiempo sin término' (DLE 2019)

La palabra 'medieval' es un adjetivo formado por el sustantivo medievo más el sufijo adjetival -al, del latín -alis que indica 'pertenencia', 'relación', o 'estar caracterizado por' que está presente en infinidad de adjetivos, por ejemplo, criminal, espectral, especial, espacial, sepulcral, accidental, medicinal, ocasional, oficial, elemental, eventual, mortal, adicional, inmoral, espiritual, racional, ocupacional, etc.

Los motivos de esta denominación renacentista, que nació en Italia son principalmente que los humanistas dividieron en su tiempo a la historia de Europa en tres edades o periodos: la Antigüedad, que se refería sobre todo a la época clásica de la cultura griega y romana, el Renacimiento, época a la que ellos pertenecían y que así lo llamaron por considerarlo como un renacer o resurgimiento de la actividad intelectual y artística de la Antigüedad ya citada, quedando cronológicamente en medio la media tempora o el medium aevum recién mencionado, es decir, el medievo o la Edad Media, que consideraban como un periodo oscuro (Edad Oscura o del oscurantismo), en la que prevalecían una combinación de barbarismo, ignorancia, supersticiones, dogmas, creciente cristianismo, combinados con las conquistas árabes de los siglos VII-VIII. Aunque hubo en ese largo periodo algunos hiatos o espacios de tiempo en los que sucedían algunos avances en inventos, técnicas, creación de universidades, nuevas ciudades, etc., sobre todo allá por los siglos XI-XII. Algo así como señales del verdadero Renacimiento que llegaría tiempo después.

El concepto de medievo fue inicialmente concebido por humanistas italianos, donde se vivieron los primeros efectos del Renacimiento durante el s. XIV, como Giovanni Villani (1276-1348), Leonardo Bruni (1370-1444), Flavio Biondo (1392-1463); pero quien parece haberlo consolidado fue el historiador Cristóbal Cellarius (1638-1707) hacia el año 1688, cuando propuso la idea de las Edades Antigua, Media y Moderna en la obra Historia Medii Aevi a temporibus Constantini Magni ad Constantinoplim a Turci captan deduca, publicado en Jena, Alemania (La historia de la Edad Media desde los tiempos de Constantino el Grande...).

No obstante que el inicio y final del medievo no debe considerarse que sucedieron de forma súbita o brusca, de manera tradicional los historiadores marcan su comienzo en el año 476 d.C., cuando el último emperador romano de Occidente, Rómulo Augútulo, fue depuesto por el germano Odoacro (433-493), pero en realidad el Imperio siguió su proceso de desintegración algunos siglos después, con el deterioro de los logros romanos como la agricultura, el sistema de abasto de agua, el arte, la red de caminos, las rutas marítimas, la educación, etc. Precisamente es en ese tiempo que comienzan a tomar forma las lenguas romances a partir del latín vulgar, entre otras: español, portugués, italiano, rumano, francés, catalán, gallego, occitano, aragonés y otras. Mientras que el final de la Edad Media, algunos lo consideran en el año 1453 cuando colapsa el Imperio bizantino, mientras otros, dicen que en 1492, año en que Cristóbal Colón llega a América.

Lo cierto es que la caída del Imperio romano comienza a gestarse desde los siglos II-III, cuando inicia su debilitamiento, pasando por el año 410, cuando el visigodo Alarico I asaltó y saqueó a Roma. Pueblos germánicos como ostrogodos, vándalos y visigodos así como hunos de la estepa asiática fueron invadiendo gradualmente el territorio romano. Entretanto el final del medievo e inicio de la Edad Modena comienza más o menos desde los siglos XIII-XIV.


- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.