Etimología de MAYESTÁTICO

MAYESTÁTICO

La palabra mayestático (relativo a la majestad, propio de la majestad) es una formación con sufijo -ico sobre la palabra latina maiestas, maiestatis (grandeza, dignidad, importancia, soberanía), de la que viene el vocablo majestad, que ya en las lenguas romances se aplicó como título a los reyes. Pero en latín no tiene nada que ver con realezas, sino que define la grandeza o autoridad que procede del pueblo y la sanción del pueblo, y que pueden ostentar magistrados, sacerdocios electos o instituciones, o incluso la grandeza moral de personas individuales. Así una expresión jurídica como crimen maiestatis (acusación por delito de lesa majestad) se refiere a actos de traición contra la soberanía del pueblo. Entre los romanos, sólo en épocas muy arcaicas hubo una monarquía electiva (expulsado el último de sus reyes a fines del S. VI a.C.) y la mentalidad romana era profundamente republicana. Incluso con el advenimiento al poder de emperadores, estos se cuidaban bastante de afirmarse ante el pueblo como unos dirigentes de la República reiteradamente confirmados en su puesto por poderes representativos del pueblo, y la ficción de la legalidad republicana se mantuvo durante más de tres siglos de sistema imperial, pues el concepto de monarquía era profundamente odioso.

No hay además en latín tratamientos mayestáticos con los pronombres (del tipo "vos" y "nos" ni de ningún tipo, eso es un desarrollo medieval). En latín a un emperador o a cualquier jerarca se le habla de tú (y él utilizará el yo), incluso a los dioses, a los que los creyentes atribuyen el máximo de maiestas, en las plegarias se les habla de tú. Como puede comprobarse fácilmente, en las oraciones antiguas cristianas, que vienen del latín o por el latín han pasado, a la divinidad se le habla de tú.

La palabra latina maiestas se forma sobre una raíz indoeuropea *meg- (grande), que también dio en latín:

  • El adjetivo magnus (grande), su comparativo maior (mayor) y su superlativo maximus (máximo, el más grande), de donde vienen palabras como magno, magnífico, magnánimo, tamaño, mayor, mayordomo, máxima o maximizar.
  • El adverbio magis (más) de donde proceden más, demás, demasiado, además y jamás.
  • La palabra magister (maestro), con sufijo contrastivo -ter, que nos da maestro, magisterio, magistral, magistrado, mistral o burgomaestre.

En griego esta raíz dio el adjetivo mégas (grande) de donde vienen megalomanía u omega, por ejemplo. En sánscrito dio la forma mahā- (grande), de donde nos viene la palabra maharajá (de rājā, rey).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.