Etimología de MALACOLOGÍA

MALACOLOGÍA

La malacología es la rama de la zoología que estudia a los moluscos, el grupo de invertebrados más numerosos después de los artrópodos, pues se han identificado más de 50.000 especies vivientes terrestres y acuáticas, y unas 35.000 extintas. Como ejemplos podemos citar: jibias, ostiones, calamares, almejas, pulpos, caracoles, etc.

La palabra malacología proviene del francés (idioma en el que fue acuñada) malacologie, formada a su vez por las voces griegas malakos, 'blando, suave'; logos, 'palabra, discurso, estudio, tratado, razón'; más el sufijo de cualidad -ia, por lo que podemos traducirla textualmente como "el estudio o tratado (logos) de los moluscos (malakos)".

Malakos, parece estar vinculado a la hipotética raíz indoeuropea *mel 2 (suave), derivando términos con el significado de 'ablandar o de materiales blandos de cualquier tipo', de donde proceden, por ejemplo, en griego, malakía (suave, débil, delicado), que participa en palabras como Malacopterigyan (malacopterigios), peces con aletas blandas; Malacostraca o malacostracos (del griego malakos, blando y ostrakon, caparazón, concha), clase de crustáceos con caparazón blando, como los camarones; malacia, condición patológica en la que un órgano o tejido es anormalmente blando o débil, como: malacoma, una región o área del cuerpo mórbidamente blanda; malacoplaquia, formación de paredes blandas sobre las membranas mucosas de algún órgano hueco; malacosteón u osteomalacia, huesos débiles o blandos; malacótico, tendiente a ser blando, se refiere sobre todo a los dientes (odontomalacia). De *mel 4 también se deriva en latín molluscus, cualidad de blando, procedente del adjetivo mollis (suave, blando). Precisamente, Carlos Linneo en su clasificación de las especies de 1775, utilizó el adjetivo latino en neutro plural mollusca para denominar a un conjunto de metazoos marinos y terrestres con el "cuerpo blando" y concha o caparazón interno o externo, que colectivamente llamamos moluscos. Muchas voces latinas más proceden de esta misma raíz, por ejemplo, emoliente, muelle, mullir, muelle, etc.

Logos, probablemente tuvo su origen en la raíz indoeuropea *leg-, 'recoger, escoger, acumular', y participa en numerosas palabras, como: lógica, logotipo, catálogo, logística; así como en la denominación de muchas ciencias, por ejemplo, biología, zoología, fitología, meteorología, geología, vulcanología, herpetología, mastozoología, pedagogía, limnología, psicología, edafología, ictiología, entomología, dendrología, bromatología, inmunología, espeleología, y muchas, muchas más.

Malagología (malacologie, en francés), primero fue acuñado en 1814 como malacozoologie por Constantine Samuel Rafinesque-Schmaltz (1783-1840), naturalista y traductor turco en su obra Princ. Fondamentaux de Sémiologie (Fundamentos de Semiologìa). Sin embargo, el naturalista francés Henri Marie D. de Blainville (1777-1850), en 1824, en su Manuel de Malacologie et de Conchyliologie (Manual de Malacología y Conquiliología), propone una forma sincopada o abreviada del término y lo sustituye por malacologie, eliminando el segmento zoo (animal); cosa que no sucedió con la voz mastozoología, que se refiere, de manera análoga al estudio de los mamíferos.

En la obra de D. Ramón de la Sagra (1840), Historia física, política y natural de la isla de Cuba, se puede leer "M. de Blainville en 1825 conservó estos géneros en su Malacología sin añadir otros nuevos". Lo que confirma lo que ya señalamos sobre la acuñación del término.

Fuentes:

  • CNRTL online. Malacologie. (Consultado el 19 de diciembre de 2016).
  • Oxford English Dictionary. 1984. USA. (Edición impresa).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.