Etimología de LÚNULA

LÚNULA

La palabra lúnula es un sustantivo de origen latino que literalmente significa 'pequeña media luna o luna creciente'.

Este vocablo tiene dos principales acepciones:

En matemáticas o geometría, es la figura formada por dos arcos de círculo que se cortan y que poseen sus concavidades hacia el mismo lado. Esta figura nos remonta al siglo V a.C., cuando el geómetra griego Hipócrates de Quíos la describió con ciertos detalles.

En anatomía e histología, la lúnula es una pequeña mancha blanquecina en forma de luna creciente que podemos ver en la parte basal de nuestras uñas, especialmente con mayor claridad en los dedos pulgares. Se observa con una apariencia difusa, debido a que el tejido vascularizado en esa zona está cubierto por un epitelio engrosado.

El término, con el sentido geométrico y también aplicado al campo de la óptica, lo recoge el diccionario de la RAE desde el año 1734. En cambio, con el significado anatómico lo vemos atestiguado en inglés (lunula) desde 1828 y en francés (lunule) en 1858, y, al parecer, en castellano lo incluyen los diccionarios ya entrado el siglo XX.

Lúnula procede del latín lūnŭla, que no es más que el diminutivo de lūna ('la luna', o sea, nuestro satélite natural), con el sufijo que nos indica pequeñez, -ula, -ulo, del latín, -ulus, como en las palabras célula (celda pequeña) y cápsula (caja pequeña). Entonces, lūnŭla se interpreta como 'media luna' o 'pequeña luna creciente'.

Lūna es sustantivo femenino que resulta de la contracción o procede de lūcĕo, cēre ('lucir', 'brillar'), términos relacionados con la raíz indoeuropea *leuk- (brillo, luz, luminosidad). Y se atestigua en escritos latinos de la antigüedad, por ejemplo, en lūna tertia, l. quarta, l, quinta (el tercero, cuarto y quinto día después de la luna llena o plenilunio (plena luna), dies lunae (lunes), lūna crescens (luna creciente), lūna decrescens (luna menguante), lunae defectus o 'eclipse lunar', según obra de Tito Livio, etc.

Lūnŭla era una especie de collar ornamentado con la figura de una media luna, utilizado sobre todo por las mujeres romanas jóvenes, según ciertas fuentes, a manera de amuleto, en escritos de Plauto y Tertuliano. También se usaba el término, aunque con menor frecuencia, para denominar a cierto adorno en forma de luna creciente que los senadores o magistrados usaban en sus zapatos, en la obra de Juvenal.

La raíz *louksna-, asociada a *leuk-, parece ser la misma que dio origen a roaxshana- (brillo, luz) en avéstico, que en griego pasó como Rhōaxānē, de donde el nombre de una princesa de la región de Bactria (Roaxshana), nacida hacia el año 327 a.C., quien se casó con Alejandro Magno (356-323 a.C.).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.