Etimología de LICOPENO

LICOPENO

La palabra licopeno designa a un pigmento rojo brillante que es un caroteno o carotenoide contenido en altas dosis en los tomates y también en otras hortalizas y frutas rojas, como la sandía o las cerezas, a las que aporta su color cuando se encuentra en gran cantidad, y que es un nutriente muy recomendable, de carácter antioxidante que parece por ejemplo prevenir la aparición y desarrollo de tumores cancerosos.

La palabra asume el sufijo químico -eno a partir de caroteno (del latín carota, "zanahoria"), sufijo que expresa la presencia de dobles enlaces químicos en un compuesto de cadena hidrocarbonada como son los carotenos y el licopeno. La Química asume los sufijos latinos -anus/-enus/-inus para expresar en hidrocarburos la presencia de enlaces simples/ dobles/ triples entre átomos de carbono e hidrógeno. Y el licopeno tiene, entre sus enlaces, once que son dobles.

El elemento licop- de la palabra se obtuvo a partir del latín científico lycopersĭcum que es el adjetivo de especie que forma parte del nombre científico del tomate en la taxonomía binomial latina. El tomate se denomina Solanum lycopersĭcum. Esta solanácea recibió ese apelativo lycopersĭcum compuesto del griego λύκος ("lykos", lobo), voz que se asocia a una raíz indoeuropea *wlkwo- (lobo), y persĭcum, melocotón, del latín malum persĭcum (melocotón, propiamente "manzana de Persia"). El nombre de Persia y de los persas, que aparecen en griego como Πέρσαι, y es voz que luego pasa al latín, es un préstamo del persa antiguo Pārsa.

Pero, ¿por qué al tomate se le denomina científicamente lycopersĭcum, algo así como melocotón lobuno o melocotón de lobo?. Pues muy sencillo, cuando se trajo la planta del tomate a Europa desde América y mucho antes de que se generalizara el nombre tomate de origen indígena, la planta y sus frutos recibieron diversos nombres descriptivos por parte de la población europea. Ahí por ejemplo tenemos la denominación italiana pomodoro ("fruto de oro"). Pues bien, uno de los nombres que se le dio fue "melocotón de lobo", por el hecho de que sus frutos, sobre todo verdes, eran casi iguales de aspecto a las bayas de la planta llamada belladona, muy utilizada desde la antigüedad en farmacología y como veneno, y existía la leyenda popular medieval de que eran esos frutos de la belladona los que consumían los licántropos para convertirse en lobos, y que si se consumían, uno podía metamorfosearse en lobo. Muy especialmente los ingleses llamaban siempre al tomate wolf peach. Y eso es lo que se trasladó al latín en la forma lycopersĭcum.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.