Etimología de LEGISLADOR

LEGISLADOR

La palabra legislador procede del latín legislator (el "portador de la ley", el que propone una ley, legislador), vocablo compuesto del genitivo de la palabra lex, legis (ley), la raíz de supino lat- del verbo latino polirrizo, o mejor de variantes radicales muy modificadas fonéticamente, fero, ferre, tuli, latum, que significa llevar, conllevar, y producir, y el sufijo de agente -tor.

La palabra lex, legis, de la que también proceden ley, legal, legítimo y privilegio, tiene la misma raíz que el verbo latino legĕre (escoger, recoger, leer), que nos proporciona infinitos derivados, como leer, lectura, leyenda, legión, colectar, diligencia, negligencia, sortilegio, sacrilegio, leña ("lo que se recoge"), etc. Depende de una raíz indoeuropea *leg- que significa recoger, colectar y da derivados en otras lenguas vinculados a la idea de hablar.

El verbo latino fero, ferre, tuli, latum, nos da incontables derivados. Seguramente no hay verbo tan productivo como éste en la lengua, pues las palabras que llevan su raíz simple o en composición, se cuentan por centenares. Entre sus derivados están los infinitos términos prefijados sobre las variantes radicales fer/lat/ lad (como conferir, circunferencia, inferir, referir y relatar, o transferir y trasladar, por poner unos escasos ejemplos), y los inacabables compuestos de segundo elemento -fer- (como petrolífero, acuífero, foraminífero, mortífero, salutífero, etc.).

Este antiguo verbo deriva de un viejo radical indoeuropeo *bher-1 (llevar) que genera verbos paralelos y sustantivos derivados en muchas antiguas lenguas indoeuropeas, como el sánscrito, avéstico, persa antiguo, antiguo irlandés, protoalbanés, gótico, eslavo, islandés, germánico antiguo y altoalemán, griego y latín.

La raíz indoeuropea alternaba su vocalismo en e /o. Las viejas formas en -o del radical, en latín se cerraron a u, y quedan en palabras latinas como fur (ladrón, que se lleva las cosas), furicare, furtivus o furunculus, que dan palabras nuestras como furtivo, forúnculo, hurgar, hurto o hurtar.

En griego hay también un verbo φἐρω, del mismo sentido y origen que el latín fero y el sánscrito bhara, pero su permanencia en compuestos nominales presenta el radical -for- (como en semáforo, fósforo, doríforo, metáfora, o anáfora, que se distinguen bien por ese rasgo -for-, como derivados griegos, de los múltiples compuestos latinos que siempre llevan -fer-, tipo acuífero, aurífero, etc.). Sólo excepcionalmente tenemos algún vocablo griego con -fer-, porque se trataba de algún derivado verbal con prefijo, y no un compuesto: es el caso de "periferia" (derivado de περἰφερω, llevar o trazar alrededor). Otras formaciones modernas, como "teleférico", son en realidad compuestos híbridos, en que a partir de un elemento griego (tele-= a distancia, lejos), se adosa el habitual elemento morfologizado en castellano para "llevar", a partir del verbo latino fero.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.