Etimología de INYECCIÓN

INYECCIÓN

La palabra inyección viene del latín injectionem, el acusativo singular de injectiŏ (su genitivo injectionis), que significa 'inyección', también 'enema', a su vez de injectus, el participio de injicio, con el significado de 'introducir', 'meter', 'echar en', 'arrojar sobre', formado por el prefijo -in ('en', 'hacia'), más -jicere de jacere ('tirar', 'lanzar'), de donde las palabras eyacular, proyectar, trayecto, etc.

El término injectiŏ ya lo utilizaba con sentido médico el escritor romano Celso Aurelio, hacia el s. I d.C. También, injectionale, (de injectiŏ), significa 'inyección', en los escritos del médico de Constantinopla Theodorus Priscianus (s. IV d.C).

Inyección puede referirse a la acción de inyectar o introducir un fluido a presión en el cuerpo, o bien al fluido aplicado. También se aplica para expresar el hecho de dar a alguien estímulos para que haga algo, por ejemplo, inyectar optimismo o pesimismo.

Fuente:

  • De Miguel Raimundo. Nuevo Diccionario Latino-Español Etimológico. Edición 2003. p. 471. Madrid. Edición impresa.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.