Etimología de HOSPICIO

HOSPICIO

La palabra hospicio viene del latín hospitium, que significaba hospitalidad, acción de recibir o acoger como huésped, y también aludía a la relación o lazo existente entre huéspedes. Pero hay que tener en cuenta que la palabra huésped, en latín hospes, hospitis, se refería más al que da la hospitalidad (al anfitrión) que al que la recibe. En realidad en el mundo griego y romano estos papeles eran intercambiables, ya que, el que recibía hospitalidad en casa de alguien, por la llamada ley de hospitalidad, normalmente quedaba vinculado a él, que tenía derecho a ser acogido a su vez en casa del otro cuando lo necesitara, y normalmente partían algún objeto y guardaba cada uno una parte como señal de este vínculo que los unía, ya que esta relación pasaba de padres a hijos y se mantenía dentro de las familias, y el objeto partido se guardaba y heredaba, de manera que si los descendientes venían a solicitar el uso de su derecho fueran reconocidos porque llevaban consigo la parte del objeto que coincidía exactamente con la otra. El alojado así en virtud de la ley de la hospitalidad contaba con la protección divina, y el que lo alojaba era responsable de su seguridad y bienestar, de manera que si algo malo le sucediera en casa de su anfitrión, revertía como responsabilidad jurídica sobre este y producía una mancilla religiosa en su casa muy difícil de borrar. Pues bien, esta ley de la hospitalidad era designada con la palabra hospitium.

Es en el latín medieval cuando hospitium, además de significar hospitalidad u hospedaje, empieza a designar también a una casa de hospitalidad de pobres y gentes sin techo que tenían los monjes en algunos monasterios, y con el tiempo se aplicó, sobre todo ya en lengua romance, a los centros de acogida y crianza de huérfanos, o incluso también de trastornados mentales abandonados o sin protección. Estos en realidad, que existían desde el imperio romano, eran llamados por los romanos con otros nombres, entre ellos orphanotrophium.

La palabra latina hospes de la que deriva hospitium, es un compuesto que se vincula a dos raíces indoeuropeas. Una es *ghos- o *ghos-ti (extranjero) y otra es *poti- (señor, poderoso) que se presenta en muchas palabras en latín de las que proceden vocablos nuestros como potente, poder, posible, etc. En efecto hospes designa en origen a un amo o señor extranjero que nos acoge, y de ahí también hospital y hostal.

Directamente asociada a la raíz *ghos-ti- tenemos también el vocablo latino hostis, que designa al extranjero que nos ataca en guerra, al enemigo público externo, de donde proceden palabras como hostil, hostilidad y hueste.

Formas germánicas para huésped como Gast en alemán o guest en inglés estarían vinculadas a la misma raíz indoeuropea.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.