Etimología de HIENA

HIENA

La palabra hiena viene del latín, hyaena, y éste del griego, hyaina; hys, con el sufijo femenino aina, literalmente, 'cerda o puerca'; términos asociados a la raíz indoeuropea *suw o/e-s, 'cerdo salvaje o doméstico', vinculada con la palabra latína sus, suis (cerdo) y de ahí los términos suino y suido para referirse a los cerdos y jabalíes en general.

La etimología se debe a que las hienas poseen en el dorso una especie de melena con pelos hirsutos o rígidos, que se asemejan mucho a los pelos de esa misma región corporal de los cerdos. Son mamíferos que viven en África y Asia. Pertenecen al orden de los carnívoros y a la familia hyaenidae, con tres especies vivientes. Poseen fuertes mandíbulas, patas traseras más cortas que las anteriores, básicamente carroñeras y nocturnas, con un fétido olor que proviene de sus glándulas anales y por restos de alimento putrefacto que a veces consumen. Suelen medir entre 70 y 80 cm a la altura de la cruz.

Aunque por su apariencia se asemejan más a un cánido, evolutivamente parecen estar más emparentadas con los felinos.

También suele utilizarse el término para referirse a una persona mala o cruel.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.