Etimología de HIELO

HIELO

La palabra hielo viene del latín gelum. Según las reglas de la evolución fonética del latín al castellano, la g- inicial seguida por e puede cambiar a h- (ejemplo: germanus -> hermano) o a y- (ejemplo: géneru -> yerno). En este caso nos dio h (gelum -> hielo).

La e breve1 tónica2 en latín diptonga a -ie-. Por ejemplo: certus -> cierto, ferrum -> fierro, festus -> fiesta, petra -> piedra, etc. De ahí el cambio de e (gelum) a ie (hielo).

Según las mismas reglas, la -m final se pierde y la u larga pasa a o. Así gelum dio hielo.

Notas:

  1. El latín tiene dos clases de vocales: largas y breves. Larga y breve se refiere a la duración de la vocal. Como el nombre lo indica, la vocal larga se pronuncia por más tiempo. La e larga se pronuncia, algo así como eee. En este caso, la e de cervus es corta.
  2. Tónica se refiere a la vocal en la que recae el acento. En latín no existen palabras agudas así que la acentuación cae en la e (cervus).


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.